Refundemos la ecología política

Publicado en eldiario.es el 05/06/2019

Los Verdes han triunfado en las elecciones europeas. Con más de 70 eurodiputados, cuarto grupo en la eurocámara, segunda fuerza en Alemania y tercera en Francia, tienen la capacidad de marcar la agenda de la futura Comisión Europea convirtiendo la emergencia climática y la transición ecológica justa en prioridades políticas e institucionales a nivel continental. 

Los Verdes registran un fuerte avance en las elecciones europeas alemanas.
Los Verdes registran un fuerte avance en las elecciones europeas alemanas. EFE

Al mismo tiempo, esta ola verde sigue sin penetrar en el sur y en el este de Europa. A medio y largo plazo, esto es un obstáculo para que Los Verdes además de marcar la agenda comunitaria puedan también disputar la hegemonía política a los grupos conservadores, socialdemócratas y liberales europeos y liderar un futuro esperanzador en la UE. Esto solo será posible con referentes verdes fuertes y potentes en países como España. Pero el espacio verde de aquí, marginal en solitario o arrinconado en Unidas Podemos, no ha sido hasta el momento capaz de florecer ni estructurar la vida política de nuestro país. 

La ecología política en España, no obstante, es tan o más necesaria que en otros países europeos. Por un lado, la ciudadanía española es una de las más afectadas por el cambio climático, la contaminación del aire o la pérdida de biodiversidad. Por otro lado, impulsar una transición ecológica justa y ambiciosa en forma de Green New Deal generaría enormes oportunidades sociales y económicas, poniendo a España a la cabeza de Europa en la prosperidad del futuro. De hecho, la crisis de los chalecos amarillos dejó bien patente que la ecología es una cuestión de igualdad y justicia social. Ya que, como afirma Naomi Klein, el cambio climático lo cambia todo: las cuestiones ecológicas atañen directamente a nuestros derechos, empleos, salud, costumbres y calidad de vida. Por eso, para abrir horizontes de esperanza para la ciudadanía en el siglo XXI, no basta con asumir algunas propuestas ecologistas de forma sectorial, sino que es imprescindible transversalizar y poner la ecología en el centro de la acción política. El espacio verde es ese proyecto capaz de reconciliar la lucha por llegar a fin de mes con la lucha contra el fin del mundo. 

Pero mientras marcaba los debates políticos más allá de los Pirineos, la perspectiva ecológica apenas se vislumbró en la campaña electoral de las últimas elecciones generales del 28A. Una ausencia que, paradójicamente, demuestra que el tablero político estatal, tras el cierre del último ciclo político, deja libre el espacio ecosocial. Además, las movilizaciones de la Juventud por el Clima desde el 15M climático apuntalan una hegemonía cultural naciente con capacidad de tener su propia expresión política. Pasada la ola de indignación que emergió hace cinco años, existe el caldo de cultivo ahora para una respuesta constructiva frente al cambio climático, la desigualdad de género, la cuarta revolución industrial o la complejidad de las interdependencias territoriales, sociales y ecológicas. Es decir, hay espacio para un proyecto de país transformador a la altura de los grandes retos de nuestro tiempo. 

Para conseguirlo, la ecología política española debe afrontar una profunda refundación. Desde EQUO, partido verde español miembro del Partido Verde Europeo, tenemos que ser los primeros en hacer nuestra parte. En 2011, al calor de las movilizaciones del 15M, supimos aglutinar el espacio verde español en una misma fuerza política, ponernos a la vanguardia en la defensa del ecofeminismo o la celebración de primarias y, más adelante con una presencia institucional sin precedentes, ser determinantes en avances políticos de calado como el plan Madrid Central o el fin del carbón. 

Sin embargo, el pasado 26M terminamos este ciclo político extenuados, malheridos colectivamente y sin rumbo estratégico. La pérdida de presencia institucional a todos los niveles, el haber quedado fuera del Parlamento Europeo y el declive en afiliación e ilusión han menoscabado nuestra capacidad de iniciativa e influencia política. Si bien mantenemos posiciones institucionales notables en Madrid, País Valenciano, Euskadi o Baleares, este cierre de ciclo político ha vuelto a dejar el espacio verde reducido, difuso y en disputa. Por supuesto, esta situación tiene mucho que ver con las propias dinámicas del espacio del cambio y con una restructuración continua e inacabada del tablero político estatal. Pero tampoco podemos obviar nuestros propios errores y las estrategias políticas, organizativas y comunicativas que nos han relegado a una visión sectorial y supletoria de lo verde. 

Ante esta situación y aprovechando un periodo de relativa paz electoral que se abre ahora, empecemos un proceso de reflexión profundo que permita al espacio verde romper los techos de cristal que le impiden ocupar el lugar que requiere el momento histórico. Con audacia e innovación, es el momento de redefinir el papel y objetivos de la ecología política española dentro de una Europa cada vez más verde, revisar nuestras estructuras organizativas actuales, repensar nuestros liderazgos colectivos y recuperar la ilusión con la ola verde. Y debemos hacerlo sin apriorismos, sin dogmas, con apertura y a sabiendas de que existen otros actores políticos que hoy se acercan a los postulados de Los Verdes Europeos, como Más Madrid, Compromís, los Comunes, MES y otros sectores progresistas.

 El espacio verde de mañana no será un partido ecologista que solo hable a un nicho ecologista, ni otro que ponga por delante la unidad de la izquierda como fetiche. Sino que, en la línea de Los Verdes Alemanes o de Alexandria Ocasio-Cortez, tiene la oportunidad de ser un proyecto transversal, plural y cooperativo para la mayoría donde la transición ecológica, el feminismo y la justicia social sean los ejes centrales que lo cambien todo. Un espacio político que, al mismo tiempo, tenga claro que su referencia a nivel europeo es el espacio de futuro: Los Verdes Europeos.

Los partidos verdes en la arena política: de la teoría a la práctica

SunflowerFlorent Marcellesi, coordinador de Ecopolítica y miembro de la Revista Ecología Política.

Este es el octavo y último artículo de la serie “¿Qué es la ecología política? Una vía para la esperanza en el siglo XXI”  (1).

Tras el intenso debate de ideas surgido de los años sesenta y la crítica antiproductivista de la sociedad industrial, la emergencia de una conciencia colectiva y una ideología ecologistas —es decir, unos valores, unos referentes y una utopía compartidos— permite dar cabida a la opción verde organizada en el espacio político. Así, durante los años setenta, junto con el nacimiento de organizaciones ecologistas en el seno del movimiento social como Amigos de la Tierra (1969) o Greenpeace (1971), vislumbramos una ebullición activista en torno a la construcción de «la única familia política internacional aparecida desde la segunda guerra mundial» (Los Verdes mundiales, 1992).

Como veremos —principalmente a través de los textos fundacionales de los partidos verdes alemán, español y francés y de Los Verdes mundiales y europeos—, los partidos verdes comparten o ponen de relieve diferentes características, entre otras la de ser los principales herederos de los valores de 1968, su gran heterogeneidad en cuanto a sus orígenes, el sentimiento de desempeñar un papel histórico a favor de la supervivencia de la especie humana y unas grandes líneas programáticas semejantes. Sobre todo, en sus principios comparten una descomunal desconfianza hacia los llamados partidos políticos tradicionales y las instituciones en general, así como el sentimiento de hacer política de manera diferente (apoyándose en lemas como el «Sonstige politische Vereinigung» en Alemania, «La politique autrement» en Francia o más recientemente «votantes en busca de partido» de Equo en España). Esta ambigüedad respecto al formato de partido conocerá una seria evolución y reevaluación con la articulación global del movimiento verde, su llegada al poder y su consiguiente paulatina institucionalización. Implica hoy en día fuertes contradicciones en el seno del espacio verde y una interrogación legítima y necesaria sobre la capacidad de los partidos verdes de mantener vivas sus ansias de reformismo radical. Continue reading «Los partidos verdes en la arena política: de la teoría a la práctica»

Trucos de cocina para el movimiento verde del siglo XXI: la cooperativa política

Por Florent Marcellesi, coportavoz de la Coordinadora Verde

Artículo publicado en la revista Trasversales, número 21.

«Los retos del siglo XXI están pidiendo una metamorfosis y un cambio de las formas  políticas. La democracia exige una organización que respete la pluralidad y la singularidad  de sus componentes. (…), que piense y mueva la transformación social en sincronía con la sociedad del conocimiento. Imagino una organización polinizadora, que aglutine las ideas y las transporte y fecunde con ellas otras partes del cuerpo social. (…) Ni partido-maquina, ni partido-empresa, preferiría que inventásemos juntos una “cooperativa política”. Es decir una estructura capaz de producir significado y de transmitir sentido político y tomar decisiones estratégicas (…) para garantizar a cada uno la propiedad común del movimiento y la puesta en común de sus beneficios políticos.»

Daniel Cohn-Bendit (2010)

La ecología política, producto de temporada del siglo XXI

No hay duda para el conjunto del movimiento verde: ha llegado la hora de convertirse en la fuerza socio-política bisagra y motriz del siglo XXI. El clamor sale de los dos principales movimientos de (re)fundación de la ecología política en España que repiten al unísono « es el momento » (Equo, 2010) o « es ahora o nunca y debe ser ahora. » (Coordinadora Verde, 2010). Es cierto que una serie de factores externos e internos al movimiento ecopolítico favorece esta percepción y nos anima a realizar un ejercicio de prospectiva sobre la cooperativa política, propuesta organizativa para dar una respuesta a estas aspiraciones transformadoras, ecologistas y de democracia radical. Continue reading «Trucos de cocina para el movimiento verde del siglo XXI: la cooperativa política»

Otra política económica para la Unión Europea

DANIEL COHN-BENDIT, PASCAL CANFIN, SVEN GIEGOL Y FLORENT MARCELLESI

02-19.jpg

PÚBLICO, 19/02/2010

Los jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea, reunidos la semana pasada por su nuevo presidente, Herman Van Rompuy, han intentado responder a las especulaciones de los mercados sobre la solidez de la zona euro y, en particular, de Grecia. Más allá de las medidas de solidaridad imprescindibles a corto plazo, el futuro de la zona euro pasa por una revisión profunda de las políticas económicas de la UE.
De hecho, la gestión de la crisis financiera ha mostrado las pocas ganas que tienen los estados de coordinar sus políticas de estímulo. Sin embargo, mejorar el modelo social europeo pasa por una mayor cooperación entre los estados miembros en el plano fiscal y tributario y por la reforma del pacto de estabilidad y crecimiento.
El presupuesto de la Unión no supera el 1% del PIB europeo, cuando el presupuesto federal de EEUU está en torno al 20% de su PIB. Esto refleja, por supuesto, historias diferentes, pero también muestra que la UE es un enano presupuestario, lo que no permite a la Comisión Europea estimular una verdadera política industrial, de investigación y de
infraestructuras. Continue reading «Otra política económica para la Unión Europea»

El movimiento verde 2.0

El panorama político de las fuerzas transformadoras está en ebullición. En particular en Francia, Europe Écologie, este conglomerado de verdes, ecologistas y afines, sigue llevando la voz cantante al obligar a los demás partidos a posicionarse en torno a sus planteamientos. Tras haber casi superado el Partido Socialista en las últimas elecciones europeas, las últimas elecciones parciales en Francia confirman que este movimiento verde “2.0” es capaz en segundas vueltas de agrupar a un electorado más amplio que otras fuerzas de izquierdas. Más aún, a pocos meses de las elecciones regionales, los primeros sondeos le otorgan un resultado histórico en las regiones de París y Lyón. Ante tal situación, este “objeto político no identificado” plantea una pregunta fundamental: ¿la ola verde en las europeas de junio pasado fue un fenómeno temporal o se nos avecina un cambio de liderazgo entre ecologismo y social democracia? Continue reading «El movimiento verde 2.0»

Europe Écologie: el caso de un Objeto Político No Identificado

En unas elecciones europeas marcadas por una fuerte abstención, una victoria clara de las derechas, el varapalo de la social-democracia y unos resultados agridulces para la izquierda anticapitalista, el movimiento verde europeo ha conseguido aumentar de 43 a 53 eurodiputados su representación en la Eurocámara, consolidándose como la cuarta fuerza política del hemiciclo. Una parte de los buenos resultados verdes del 7 de junio de 2009, que según Daniel Cohn-Bendit “ha sido el Día D de la ecología y las políticas medio ambientales en Europa”, se deben al impresionante éxito de la candidatura ecologista francesa. Este conglomerado de verdes y afines, Europe Écologie, Continue reading «Europe Écologie: el caso de un Objeto Político No Identificado»

Entrevista sobre movimiento verde en España – Planeta Verde

Entrevista de la Asociación Planeta Verde a Florent Marcellesi.

1.-planeta verde

El proceso de Hondarriba nos creó muchas expectativas en lo referente a una unidad verde, sin embargo comprobada la dispersión de partidos en las pasadas elecciones europeas, mi pregunta es: ¿cabe aún la posibilidad de relanzar nuevamente dicho proceso?
Florent Marcellesi: Estas elecciones europeas han simbolizado para el movimiento verde la última repetición de un ciclo político que se está cerrando: un ciclo marcado por la división, fragmentación y protagonismos personales demasiado absorbantes en colectivos de tamaño reducido. En estas condiciones, el proceso de Hondarribia, nacido desde las bases y con lema «sin prisa pero sin pausa», no podía en un tan corto plazo superar tantos años de desencuentro. Más bien decidió privilegiar el medio-largo plazo mirando hacia la refundación estructural del movimiento verde, Continue reading «Entrevista sobre movimiento verde en España – Planeta Verde»

Retos teóricos y perspectivas prácticas de la ecología política española

GirasolesMientras la ecología política se asienta con cada vez más contundencia en el panorama europeo como espacio político propio, el Estado español sigue siendo un caso aparte donde prevalece la debilidad del movimiento verde. Es indudable que la llegada tardía de la democracia, la predominancia de los partidos comunistas y de las cuestiones nacionales en los movimientos postfranquistas, el desarrollo de una fuerte escuela de pensamiento ecosocialista, y la fuerte división interna intrínseca al movimiento verde no ha permitido que aparezca una sólida y perenne correa de transmisión política del movimiento social ecologista. Continue reading «Retos teóricos y perspectivas prácticas de la ecología política española»