Escándalo Volkswagen: el ‘coche del pueblo’ contra la salud del pueblo

Por Florent Marcellesi, portavoz de EQUO en el Parlamento Europeo / @fmarcellesi y Karima Delli, Diputada en el Parlamento Europeo de Europe Écologie-Les Verts/ @KarimaDelli

Artículo publicado en Huffington Post, el 6/10/2015

Han estado mintiéndonos durante años. Mientras los fabricantes de coches anunciaban la sostenibilidad y eficiencia de sus vehículos, han violado de forma sistemática las normas que limitan las emisiones contaminantes. Han decidido que sus beneficios valían más que la ley, nuestra salud y el clima.

Es por esto que un grupo de eurodiputados, entre los que nos encontramos, hemos dicho basta al engaño. Nos hemos unido para exigir a la Comisión Europea que abra una investigación independiente y transparente sobre el escándalo del dieselgate.

Porque digámoslo con rotundidad: ya no estamos solo ante un problema aislado de Volkswagen. No, existe un abuso generalizado por parte de los fabricantes automovilísticos (como Mercedes, BMW, Peugeot, etc), y no solo sobre las emisiones de dióxido de nitrógeno, sino también sobre las de CO2. Como ha mostrado recientemente la ONG Transporte y Medio Ambiente, el escándalo de Volskwagen es solo la punta del iceberg. Dicho de otra manera, nos enfrentamos a un error del sistema. OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Este fallo sistémico pone en peligro de forma directa la salud pública: más de 400.000 personas podrían morir de forma prematura en Europa debido a la exposición a un aire envenenado. De hecho, el diesel emite altos niveles de partículas finas y dióxido de nitrógeno, que pueden causar daños permanentes en los pulmones, el hígado, los riñones y el sistema nervioso. Y además de nuestros pulmones, también sufren nuestros bolsillos: el coste de este ataque a la salud pública supera los 1.500 euros por ciudadano europeo al año

Ante la inacción, pasividad o connivencia de los comisarios europeos para resolver este problema, necesitamos mandar un mensaje firme y claro: es hora de limitar el enorme poder de influencia de los fabricantes de automóviles sobre las instituciones europeas. Es hora de priorizar la salud y el clima -es decir, el bien común- a los intereses privados de algunas grandes corporaciones.

Y para ello, necesitamos primero transparencia. Necesitamos que se haga la luz y de forma independiente sobre la magnitud del caso dieselgate. La ciudadanía debe saber para poder luego decidir.

Hoy la Comisión Europea deberá pronunciarse en Estrasburgo sobre las medidas que debe adoptar en este asunto. Es por tanto el momento de exigir una actuación firme que proteja la salud y el aire que respiramos la ciudadanía europea. A unas semanas de la cumbre internacional sobre el clima de París (la COP21), la Unión Europea debe actuar con contundencia en beneficio del bien común.

Si tú también lo crees al igual que las otras 100.000 personas que ya la han firmado, puedes apoyar nuestra petición pinchando aquí. Está también disponible en francés pinchando aquí.

Los tres mitos del TTIP y nuestras alternativas

 

Por Florent Marcellesi

Manifestacion-Berlin-TTIP-Demokratie-Flickr_EDIIMA20150212_0848_13

Publicado en eldiario.es, el 02/03/2015

A pesar de no haberse implementado todavía, el Tratado de Libre Comercio entre Estados Unidos y la Unión Europea (TTIP) es ya una reliquia de la teoría económica dominante. Nos sigue vendiendo que la globalización es el fin de la historia, que la competencia es el modo más eficiente de organizar una economía y que para generar bienestar y empleo, hay que crecer. Estos tres dogmas son simplemente erróneos. Por tanto, el problema del TTIP no es de matiz, es de raíz: va en dirección opuesta a la sociedad próspera y sostenible que la gran mayoría quiere construir. Repasemos pues los tres mitos del TTIP y presentemos nuestras alternativas.

Mito 1: La globalización es el fin de la historia

La globalización actual no es otra cosa que una extraordinaria acumulación energética y sus consiguientes emisiones de CO2) para que una minoría de la humanidad pueda producir y consumir cada vez más en un mundo convertido en mercado global. Pues bien, esa globalización utópica se ha terminado: no hay más energía fósil barata, ni atmósfera suficiente para tanta depredación.

Sin embargo, parece que el TTIP vive en una cuarta dimensión alejada de las realidades energéticas y materiales. Teniendo como único horizonte el Business As Usual, el TTIP quiere pisar el acelerador de la globalización fósil y depredadora: Continue reading «Los tres mitos del TTIP y nuestras alternativas»

El ‘caso Cañete’ no ha hecho más que empezar

Por Florent Marcellesi, portavoz de EQUO en el Parlamento Europeo.

#StopCañete

Artículo publicado en eldiario.es, el 09/10/14

La Gran Coalición entre populares y socialistas europeos ha funcionado. En un intercambio de cromos, más típico de lo deseable, los socialdemócratas han preferido salvar a Moscovici, candidato socialista francés, y votar tapándose la nariz a Cañete, que arriesgar la continuidad del turnismo con un voto ético.

El grupo socialdemócrata europeo ha priorizado sus intereses partidistas por encima de la transparencia y esto tarde o temprano, les pasará factura. Cuando un candidato incumple los requisitos de independencia, ya no es una cuestión de equilibro político, es una cuestión de ética en política. Ahora les es muy complicado explicar esto ante la ciudadanía ya cansada de política de pasillos.

Por su parte, los socialistas españoles han votado en contra y eso les honra. Pero el hecho de que su grupo no haya respaldado esta postura demuestra su escasa influencia en Bruselas. Del mismo modo, van a tener que cargar con el peso del voto de su grupo europeo a favor de Cañete y explicar en España lo inexplicable. Continue reading «El ‘caso Cañete’ no ha hecho más que empezar»

Cañete, el petróleo se queda en familia

Tras investigar la estructura societaria de las empresas petrolíferas Dúcar y Petrologis de las que Miguel Arias Cañete poseía el 2’5 de las acciones hasta que el 16/09/2014 fue propuesto como Comisario de Acción Climática y Energía, Equo y Los Verdes Europeos denunciamos que ambas empresas están controladas en más de un 70% por familiares directos de Cañete.

Este hecho es una incompatibilidad que viola expresamente el Código de Conducta de la Comisión Europea que especifica que los comisarios no deben gestionar temas en los que tengan intereses personales, ni ellos ni sus familiares directos.

Es evidente que por sus graves conflictos de interés, Miguel Arias Cañete no puede ser Comisario Europeo de Energía y Acción Climática.

Lo explicamos todo en este vídeo.

Juncker, el presidente de la austeridad y de la Gran Coalición

Por Florent Marcellesi

European-Revolution

Artículo publicado en eldiario.es, el 17 de julio del 2014.

Este martes 15 de julio el Parlamento Europeo ha debatido la candidatura del conservador Claude Juncker como presidente de la Comisión Europea. Una mayoría, en torno a la Gran Coalición de conservadores, social-demócratas y liberales, le ha respaldado para que se convirtiera en el nuevo jefe del «Gobierno Europeo».

Desde EQUO y Primavera Europea, al igual que la mayoría del Grupo Verde Europeo, hemos votado en contra. La razón es clara: es el candidato de la austeridad, el presidente de la continuidad y, en estas últimas semanas, no ha aportado ninguna solución nueva ni convincente a la crisis económica. Recordemos que Juncker, como presidente saliente del Eurogrupo del 2005 al 2013, ha sido una de las caras visibles de las políticas de rescates y recortes que tanto daño han hecho y siguen haciendo en los países del Sur de Europa (¡pero no solo!) y en España. Continue reading «Juncker, el presidente de la austeridad y de la Gran Coalición»