¿Por qué el Día de Europa no es festivo?

Por Florent Marcellesi, eurodiputado de EQUO / @fmarcellesi

Artículo publicado en Huffington Post el  9/5/2017

¿Quién sabe que el 9 de mayo es el Día de Europa? Siendo sincero, casi nadie, y es lógico. Al no ser festivo, es un día totalmente invisible. Y lo que es invisible, no existe. Casi nadie sabe que un 9 de mayo 1950, a través de un histórico discurso del entonces ministro francés Schuman, Alemania y Francia decidían cooperar para superar el odio mutuo y fratricida. Pero más allá de algunas celebraciones institucionales y reportajes periodísticos, el Día de Europa, símbolo de la reconciliación continental tras dos guerras mundiales sangrientas, es hoy un día internacional cualquiera. Y sin una mayor relevancia emocional, popular y práctica en nuestro calendario, seguirá en la marginalidad y el olvido.

flags-106806_640El olvido, junto con el miedo, es el alimento de las extremas derechas en Europa. No olvidemos que el proyecto europeo nace de las ruinas del fascismo y de los nacionalismos identitarios. Y si bien en Francia, Austria y Holanda han sido frenados de forma momentánea, hoy el odio y el repliegue nacional vuelven a la carga con más fuerza que nunca. A Europa no le amenaza una barbarie externa, sino su propia barbarie. Continue reading “¿Por qué el Día de Europa no es festivo?”

Sesenta años de proyecto europeo: ¿Y ahora qué?

Por Florent Marcellesi,  Ska Keller, Philippe Lamberts y  Ernest Urtasun, eurodiputadas de Los Verdes/ALE en el Parlamento europeo.

Artículo publicado en el diario.es el 23/3/2017

Hace sesenta años, en Roma, seis naciones profundamente heridas por dos guerras mundiales apostaron por huir de la confrontación hacia la armonía que los intereses industriales y comerciales comunes podrían generar. A través de una integración gradual de las sociedades europeas, fue un paso destinado a conformar rápidamente una comunidad política. Aun así, con el tiempo, la realidad mostró que la unión política no podía realizarse automáticamente con la integración económica, sino que requería de la construcción de un verdadero proceso político.europa

Hoy, aun haciendo frente a la crisis y a pesar de que la austeridad y los retrocesos democráticos han dañado seriamente el proyecto, la Unión Europea permanece como una de las más grandes ambiciones llevadas a cabo por los europeos y europeas. Significa un auténtico aliento de esperanza para todos los que estuvieron y siguen viviendo bajo la opresión de los regímenes autoritarios o en regiones empobrecidas. En un continente de pasado sangriento, el proyecto de integración, con sus altibajos, sigue constituyendo un pilar de paz y cooperación sin precedentes entre sus pueblos. Continue reading “Sesenta años de proyecto europeo: ¿Y ahora qué?”

Seis razones para rechazar el CETA

Por Florent Marcellesi, eurodiputado de EQUO / @fmarcellesi

Artículo publicado en El País, el 22/12/2016

Nos enfrentamos a una profunda crisis democrática, social, económica y ecológica. Por tanto, lo que cabe esperar de cualquier acuerdo comercial es que sea útil para superarla. ¿Es el caso del CETA, el tratado de comercio e inversiones que han firmado la Unión Europea (UE) y Canadá? Veamos en detalle que nos reservaría este acuerdo —de referencia para otros tratados comerciales como el TTIP— en caso de ser ratificado.flechas-ceta-equo

Primero. El secretismo y la ausencia de debate democrático en la negociación de este acuerdo ha sido la norma. Hasta que la región de Valonia alzara la voz, el CETA ha pasado desapercibido y la información hacia el gran público y sus representantes directos, ya sea en el Parlamento Europeo o nacionales (pero no hacia las grandes corporaciones), ha brillado por su ausencia. ¿Alguien duda de que para tener un debate democrático sano y constructivo, necesitamos luz y transparencia? Continue reading “Seis razones para rechazar el CETA”

El pueblo saharaui tiene la ley de su parte

Por Florent Marcellesi, eurodiputado de EQUO / @fmarcellesi

Artículo publicado en eldiario.es, el 19/12/2016

El pasado miércoles 21 de diciembre, en una sentencia histórica, el Tribunal de Justicia de la Unión Europea confirmaba sin ambigüedades que el Sáhara Occidental no forma parte de Marruecos y no puede por tanto aplicarse allí ningún acuerdo de la UE (Acuerdo de Asociación, Acuerdo de Liberación de la Agricultura, Acuerdo de Pesca, etc.) con Marruecos sin el consentimiento del pueblo saharaui. Se trata, por tanto, de un fallo con profundas implicaciones no sólo para los derechos de este pueblo, sino también para las relaciones exteriores de la UE.

sahara3En primer lugar, la sentencia pone de manifiesto que, por más de 40 años, los Estados miembro, la Comisión Europea y una mayoría del Parlamento Europeo han estado violando los principios más básicos del derecho internacional con sus políticas de doble rasero en la región. Mientras por un lado nunca dejaron de reivindicar el derecho a la autodeterminación del pueblo saharaui y apoyar los esfuerzos de las Naciones Unidas para alcanzar una solución política a uno de los conflictos más longevos en su entorno más inmediato, por otro lado, en la práctica, han contribuido activamente y directamente en el saqueo de los recursos (especialmente pesqueros) de un territorio ocupado, consolidando los intereses del régimen marroquí y sus partidarios en mantener el Sáhara Occidental firmemente bajo su control. Continue reading “El pueblo saharaui tiene la ley de su parte”

Intervención de Florent Marcellesi sobre el Sahara Occidental en el Parlamento Europeo

Intervención de Florent Marcellesi, eurodiputado de EQUO-Primavera Europea, en la reunión monográfica de la Delegación Magreb sobre situación y perspectiva en el Sahara Occidental. 20/10/2016 en el Parlamento Europeo, Bruselas (1).

Queridos colegas (2), Monsieur le Vice-Ministre de la République Saharoui:

sahara-libre

Apenas nominado al Parlamento Europeo, es un honor poder estar en esta delegación y poder intervenir sobre un tema prioritario tanto para mi grupo político como para España, cuya responsabilidad como potencia colonizadora histórica sigue vigente.

Hace poco el Parlamento Europeo publicó un estudio de la Comisión de asuntos exteriores comparando las políticas de la Unión Europea (UE) con Crimea, Palestina y Sáhara Occidental. Este estudio remarca algo fundamental: el marco jurídico internacional aplicable a estas 3 situaciones es exactamente el mismo. Y por tanto que la acción de la UE tiene que ser la misma en estos territorios, es decir basada en el no-reconocimiento de la soberanía de la potencia de ocupación. Continue reading “Intervención de Florent Marcellesi sobre el Sahara Occidental en el Parlamento Europeo”

Que no nos vendan que el CETA es un acuerdo progresista

Por Florent Marcellesi, eurodiputado de EQUO / @fmarcellesi y los demás eurodiputados del “Progressive Caucus” del Parlamento Europeo

Artículo publicado en eldiario.es, el 16/10/2016

Cuando hace unos años las negociaciones comerciales transatlánticas se pusieron en marcha, tanto los líderes europeos como los americanos no lograron entender por qué despertaron una oleada de escepticismo en sus respectivas opiniones públicas. Prometieron que esta vez sería diferente al NAFTA, el Tratado de Libre Comercio Norteamericano. Éste terminó destruyendo puestos de trabajo en la industria, rebajando los salarios, desregulando la economía, y convirtiendo a Canadá, que en su día fue nación de pequeños agricultores, en uno de los mayores productores de transgénicos del mundo.

Ahora que el contenido del Acuerdo Económico y Comercial Integral UE-Canadá (CETA, por sus siglas en inglés) está acabado y publicado, se puede evaluar si estas críticas estaban fundadas o si eran parte del marketing político. Según la comisaria de Comercio, Cecilia Malmström, el CETA “elevará los estándares” y “creará puestos de trabajo”. Chrystia Freeland, la ministra de Comercio de Canadá, va más lejos y dice que el CETA es un “acuerdo progresista” porque refleja “valores progresistas”.canada

En realidad, si estas negociaciones tenían por objetivo subir el listón y crear riqueza distribuida equitativamente, debemos preguntarnos por qué se gestionaron de una manera tan opaca. Los miembros de los parlamentos, tanto a nivel nacional como a nivel UE, fueron excluidos de las discusiones, y el mandato negociador del Consejo -que establece las directrices para los negociadores de la Comisión- sólo se hizo público tras cerrarse el acuerdo. Continue reading “Que no nos vendan que el CETA es un acuerdo progresista”

La batalla de Europa ha comenzado

Por Florent Marcellesi, portavoz de EQUO en el Parlamento Europeo / @fmarcellesi

Artículo publicado en eldiario.es, el 14/09/2016

En Europa conviven dos almas. Lo mejor y lo peor de nuestra sociedad. Capaces de las peores atrocidades durante la primera parte del siglo XX, somos también los que movemos montañas para la reconciliación, la cooperación y la paz entre ciudadanos y pueblos europeos. Europa es hoy la contradicción de una extrema derecha atizando el odio hacia los refugiados, de un Brexit que despierta los repliegues nacionalistas más excluyentes, y esa Europa que es también las de las ciudades-refugio españolas y las banderas “Welcome refugees” en los estadios de fútbol alemanes. Es la lucha entre las élites nacionales y transnacionales entregadas ideológica o físicamente a las multinacionales, a las puertas giratorias, al TTIP y al CETA, y una ciudadanía comprometida que apuesta por una Europa donde la economía ha de ser una herramienta al servicio de las personas y el planeta.breaking-point-1440043_640

Ahora bien, estas almas divergentes son partes intrínsecas de un mismo continente. Queda por saber cuál de las dos cogerá el timón de la Europa de mañana. O mejor dicho queda por saber por cuál de las dos vamos a luchar. Aquí van tres propuestas de líneas estratégicas para que gane la Europa solidaria, ecológica y democrática: Continue reading “La batalla de Europa ha comenzado”

El TTIP, contra nuestras necesidades

Por Florent Marcellesi, portavoz de EQUO en el Parlamento Europeo / @fmarcellesi

Artículo publicado en Alternativas Económicas, julio-agosto 2016.

Nos enfrentamos a una crisis global que es a la vez democrática, socio-económica y ecológica. De ahí que cualquier herramienta comercial que negocie la Unión Europea tendría que mejorar la calidad democrática de nuestra sociedad, disminuir la desigualdad y la brecha entre los más enriquecidos y más empobrecidos, y combatir de forma eficiente el cambio climático. Sin embargo, el TTIP va exactamente en el sentido contrario de estas premisas básicas.shoed-5-redimensionado

Primero, el TTIP propone crear un tribunal de arbitraje privado para resolver desencuentros entre empresas y Estados, el llamado ICS por sus siglas en inglés (Investment Court System). Este caballo de Troya de las multinacionales permitiría, por ejemplo, que un Estado tenga que indemnizar potencialmente a una empresa por querer aumentar el salario mínimo (como ha pasado en Egipto), por prohibir el fracking en su territorio (como en Quebec) o por querer defender la salud pública contra la industria del tabaco (como en Australia). Además, pretende crear el mecanismo de Cooperación Reguladora que permitiría a las grandes corporaciones presionar a los gobiernos y a la propia UE en la elaboración de cualquier ley que les afecte. Se trata de una pinza pre y post-legislativa perfecta para aumentar el poder de las multinacionales frente a las instituciones democráticas de la UE y sus Estados Miembros.
Continue reading “El TTIP, contra nuestras necesidades”