Política, emociones y europatriotismo

Entrevista de Green European Journal junto a Dick Pels

Traducción publicada en Green European Journal, el 06/07/2016florensuelo

En junio 2016, el Green European Journal propuso explorar un libro de reciente aparición “A Heart for Europe. The Case for Europatriotism” (Un corazón para Europa. Alegato por el Europatriotismo) del sociólogo y escritor político freelance Dick Pels. En esta discusión con el futuro eurodiputado, Florent Marcellesi, del partido verde español, Equo, se examinan las cuestiones en juego cuando se trata de reconsiderar el caso emocional para Europa.

Dick Pels, ¿puede resumir lo que entiende por Europatriotismo?

DP: Europa tiene que parecerse más a un país. El amor por tu país es muy importante y creo que para poder avanzar en Europa necesitamos algún tipo de amor por Europa. Sé que es muy difícil de defender cualquier tipo de ‘Euro-patriotismo’ en estos tiempos, pero tenemos que reforzar este tipo de argumento emocional. La izquierda progresista ha descuidado el aspecto emocional de la política, en su propio perjuicio, durante demasiado tiempo. Podemos aprender de los populistas en este sentido y tenemos que pensar a nivel europeo para lanzar nuestros argumentos.

Otra política económica para la Unión Europea

DANIEL COHN-BENDIT, PASCAL CANFIN, SVEN GIEGOL Y FLORENT MARCELLESI

02-19.jpg

PÚBLICO, 19/02/2010

Los jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea, reunidos la semana pasada por su nuevo presidente, Herman Van Rompuy, han intentado responder a las especulaciones de los mercados sobre la solidez de la zona euro y, en particular, de Grecia. Más allá de las medidas de solidaridad imprescindibles a corto plazo, el futuro de la zona euro pasa por una revisión profunda de las políticas económicas de la UE.
De hecho, la gestión de la crisis financiera ha mostrado las pocas ganas que tienen los estados de coordinar sus políticas de estímulo. Sin embargo, mejorar el modelo social europeo pasa por una mayor cooperación entre los estados miembros en el plano fiscal y tributario y por la reforma del pacto de estabilidad y crecimiento.
El presupuesto de la Unión no supera el 1% del PIB europeo, cuando el presupuesto federal de EEUU está en torno al 20% de su PIB. Esto refleja, por supuesto, historias diferentes, pero también muestra que la UE es un enano presupuestario, lo que no permite a la Comisión Europea estimular una verdadera política industrial, de investigación y de
infraestructuras. Continue reading “Otra política económica para la Unión Europea”