Florent Marcellesi

Entradas marcadas ‘indignados’

Manifiesto de un indignado climático

En cambio climático, cooperación internacional el 13 diciembre 2012 a las 21:16

Molotov Flowers BanksyPor Florent Marcellesi, investigador e indignado climático.

Publicado en el periódico Diagonal, 13/12/12

“Hay noches que todavía sueño”. Sueño con una humanidad capaz de vivir bien y feliz dentro de los límites climáticos del Planeta. Sueño con un mundo solidario con los pequeños Estados insulares que serán los primeros en desaparecer del mapa si no rectificamos el rumbo. Sueño con unos dirigentes valientes como la delegación filipina que, tras ver a su país arrasado por el tifón Bopha, suplicó a la comunidad internacional que “abriera los ojos y mirara la realidad de frente”. Sueño con un homo y una femina climaticus racionales ante las alertas constantes de los científicos que ya se está produciendo el calentamiento global en base a las previsiones más pesimistas. Dicho de otro modo, sueño con que Sandy no sea ni más ni menos que el nombre de un niño normal y corriente, no de el devastador huracán.

¡”Nuestros sueños no caben en sus cumbres”! Desde luego, este sueño no es el que los dirigentes han dibujado en la última cumbre sobre cambio climático de Doha, en Catar. El mundo post-Doha, en la línea de las fracasadas cumbres anteriores en Copenhague, Cancún y Durban, es el mundo donde priman los egoísmos cortoplacistas de los grandes contaminadores, empezando por Estados Unidos, Rusia y Japón. Lea el resto de esta entrada »

La novena R: Resistir

En decrecimiento, ecología política, Economía el 11 marzo 2012 a las 14:13

Por Florent Marcellesi, miembro de la Comisión Gestora de Equo

Artículo de opinión en Público, 10-03-12

La ecología tiene tres erres: Reciclar, Reutilizar y Reducir. El decrecimiento le añade cinco más: Reevaluar, Reconceptualizar, Reestructurar, Redistribuir y Relocalizar. Ante la ola sin precedentes de austeridad e insostenibilidad que recorren España y Europa, es hora de activar la número nueve: Resistir.

Resistir ante la era de los tecnócratas y de los bomberos pirómanos. En Europa, lo primero ha sido la llegada atronadora de la “Goldman sachs connection”, estos hombres con corbata que, de forma más o menos directa, han participado a la mayor crisis económica desde 1930. Puros productos del mundo de la banca y de las finanzas, sin importarles los evidentes conflictos de intereses entre su actividad anterior y sus nuevas responsabilidades, han tomado las riendas de un mundo supuestamente demasiado complejo como para dejarlo en mano de la res publica. Lea el resto de esta entrada »

Durban o el síndrome maya

En cambio climático el 15 diciembre 2011 a las 10:53

Por Florent Marcellesi, miembro de la Comisión Gestora de Equo

Publicado en El Correo y el Diario Vasco, 15-12-2012

Según el historiador medioambiental Jared Diamond, unas sociedades deciden perdurar y otras, de forma inconsciente, desaparecer. Por ejemplo, ante un proceso avanzado de deforestación, erosión de los suelos, sequía, cambio climático y guerras, explica de la siguiente manera una de las razones del colapso de la civilización maya en el siglo IX: “los reyes y nobles no consiguieron detectar y resolver estos problemas aparentemente obvios y que socavaban la sociedad. Su atención se centraba en la preocupación a corto plazo por enriquecerse, librar batallas, erigir monumentos, competir entre sí […]. Al igual que la mayor parte de los líderes de la humanidad, los reyes y nobles mayas no tuvieron en cuenta los problemas a largo plazo, en la medida en que realmente llegaran a percibirlos”.

Por desgracia, la historia se repite y las negociaciones climáticas caen cada vez un poco más en el ‘síndrome maya’. Si bien desde 1992 existe a nivel internacional un marco legal para luchar contra el cambio climático, lo cual representa una mejora en comparación con la nobleza maya que ni siquiera llegó a diagnosticar correctamente las amenazas que enfrentaba, no deja de sorprender en la Cumbre de Durban la incapacidad de los líderes mundiales a dar una respuesta a la altura de la gravedad de la situación. La firma de un acuerdo in extremis no puede esconder una huida hacia delante de los jefes de Estado y negociadores más preocupados por la reconfiguración de los intereses geopolíticos a escala mundial donde predominan la competición a ultranza, la lucha por los recursos naturales y una carrera por el crecimiento. Lea el resto de esta entrada »