Equo y ecología política: orígenes y perspectivas

Entrevista a Florent Marcellesi, miembro de la Comisión Promotora de Equo. Noticias de Álava, 08-08-2011. Realizada por Txus Díez.

Parte I: “No somos un partido al uso, en busca de votantes, somos votantes en busca de un nuevo partido”

Florent Marcellesi llegó a Bilbao hace siete años tras una dilatada trayectoria política, pese a su juventud, y participó en la refundación de Berdeak. Ahora es una de las caras en Euskadi de Equo, que tratará de obtener representación el 20-N ligando ecología y política.

¿Qué es Equo y cómo se ha gestado?

Equo nace del impulso de varias personas reconocidas en el movimiento ecologista y social, como Juan López de Uralde, exdirector de Greenpeace; Alejandro Sánchez, exdirector de Seo-Birdlife; y otras personas como Reyes Montiel, de Izquierda Unida de Madrid. La idea era defender la ecología política y la equidad social, las dos patas más importantes de Equo, que significa eso precisamente: ecología y equidad. Primero fue una fundación en torno a esas personas, y luego se unió con el movimiento verde en España. De ahí surgió el manifiesto del 4 de junio, la culminación de esta fase de confluencia entre la fundación y partidos verdes progresistas de todo el Estado. Continue reading “Equo y ecología política: orígenes y perspectivas”

Decrecimiento en el País Vasco

Entrevista de Noticias Positivas a Florent Marcellesi, en calidad de miembro del colectivo Deshazkundea. Realizada por Daniel Jiménez.

deshazkundea

No es posible un crecimiento económico ilimitado en un planeta cuyos recursos son limitados por definición. Este es el planteamiento de partida de Deshazkundea, una red cuya finalidad es impulsar el decrecimiento en Euskadi.

“No es viable un crecimiento infinito en un planeta finito” explica a Noticias Positivas Florent Marcellesi, miembro de Deshazkundea. “A partir de este concepto, tenemos que saber que para poder seguir mantenimiento el bienestar humano, tanto en el Norte como en el Sur, tenemos que decrecer el nivel de consumo de recursos naturales y también de la naturaleza en un sentido amplio de la palabra. Tenemos que hacer decrecer por tanto nuestra huella ecológica”. Continue reading “Decrecimiento en el País Vasco”

El petróleo se pone a cien… dolares

El Año Nuevo nos ha traído una sorpresa: por primera vez, el precio del petróleo de referencia en Estados Unidos ha llegado a los 100 dólares. Hemos cruzado el umbral simbólico que todos estábamos temiendo: se acabó la época del petróleo barato y, con ella, el mito fundacional del modelo actual de desarrollo. Ya no es posible creer en el crecimiento económico ilimitado. Dentro de no mucho tiempo, tendremos serios problemas para pagar la factura energética e incluso, poco después, de conseguir un suministro suficiente. La era de la crisis energética ha comenzado. Continue reading “El petróleo se pone a cien… dolares”

El clima ya ha cambiado, ahora nos toca a nosotros

Es oficial: el cambio climático ya está aquí. La comunidad científica lo ha confirmado este año a través del 4° informe del Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático (IPCC). Ya tenemos evidencia científica sólida de que el consumo indiscriminado de combustibles fósiles está detrás del calentamiento global. También sabemos qué actividades industriales han contribuido más: las del transporte y la producción de energía. Y, por último, ya nos han dicho cuáles van a ser las consecuencias: más desastres naturales, sequías más frecuentes y problemas a gran escala para la agricultura y el abastecimiento de agua a las ciudades. Continue reading “El clima ya ha cambiado, ahora nos toca a nosotros”

Un modelo urbanístico de otros tiempos

Últimamente estamos viendo una avalancha de planes urbanísticos que agotan el suelo libre en los municipios con mayor calidad de vida de Vizcaya. Estos planes tienen su origen en el Plan Territorial Parcial de la Diputación, que pretende transformar de forma radical la realidad urbana a base de recalificar terrenos urbanizables y aumentar la densidad permitida en las pocas zonas rurales y naturales que nos quedan. Una decisión sorprendente para una provincia como la nuestra, que lleva más de 20 años con una población a la baja. Parece más bien un plan de los años setenta, propio del desarrollismo de una élite ilustrada, que algo a realizar en el siglo XXI codo con codo con los ciudadanos. Continue reading “Un modelo urbanístico de otros tiempos”

¿”Polo soberanista de izquierda” o “Polo transnacional verde”?

De la lectura de las editoriales de prensa vascos estos últimos tiempos, observamos con atención la conceptualización y configuración de un “polo soberanista” alrededor del eje Ezker Batua-Aralar. Es nuestra intención la de sumarnos a este debate estratégico e ideológico y aportar, desde un enfoque crítico y constructivo, una nueva perspectiva con el objetivo de indicar pistas para otro futuro posible, o mejor dicho otro “polo”, para los movimientos transformadores vascos. Continue reading “¿”Polo soberanista de izquierda” o “Polo transnacional verde”?”

El boomerang Katrina

Por Florent Marcellesi e Iñigo Aguirre, coportavoces de Berdeak-Los Verdes

Publicado en Deia, bajo el título “El efecto boomerang”, 15-09-2005

¿Qué relaciones existen entre un(a) ciudadano(a), su coche, el huracán Katrina y su trabajo recién perdido ? A primera vista, poco. Mirando con más detalle vemos, por desgracia, el reflejo de una humanidad suicida e inmadura.

De hecho, todas las mañanas, nuestro(a) amigo(a) ciudadano(a) cogía su coche para ir a su trabajo: bien porque debido a un sistema de transporte público insuficiente no puede hacerlo de otra manera, bien porque su tranquilidad y bienestar son más importantes que las generaciones futuras. Yendo hasta el polígono industrial, su coche participó no sólo en el aumento de C02 en la atmósfera sino también en la disminución de los recursos de petróleo disponibles. Con una doble consecuencia: agravar el cambio climático y aumentar el precio del petróleo.El cambio climático es mucho más que un lema comercial para una película de ficción: sin esperar hasta “el día después”, tiene ya unos efectos muy concretos. Numerosas investigaciones científicas demuestran que, lo mismo que las sequías y lluvias más intensas, el gran aumento de intensidad de los huracanes durante los últimos 30 años son una consecuencia del calentamiento global del mar y de la atmósfera, provocado por las actividades humanas.

Hace dos semanas, esta tendencia al aumento de catástrofes naturales y de sus repercusiones tuvo una nueva hija, a la que se llamó Katrina, cuyas consecuencias a estas alturas son ya sobradamente conocidas: cientos de muertos, ciudades devastadas, anarquía urbana, estado de excepción, etc., y una situación de caos imposible de imaginar en la primera potencia mundial. Pero los efectos del Katrina van todavía más lejos: el huracán se nos vuelve, de forma indirecta, a la cara. Así, nos enteramos de que Katrina provoca una escalada del crudo, que se va sumando a la crisis energética actual. Ni más, ni menos, viene amenazando, según la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico) con anular la recuperación del crecimiento económico de la zona euro…

Sabemos de sobra los ecologistas que no existe peor cosa que una economía del crecimiento sometida al decrecimiento. Sin el crecimiento económico, una de las más graves drogas “legales” de estos tiempos, nuestro sistema socio-económico se queda paralizado y, en su caída infernal, arrastra consigo en primer lugar a los más desafortunados. Recesión, paro: nuestro amigo ciudadano se queda sin trabajo. De pronto, nos damos cuenta de un principio ecologista básico: para lo bueno y para lo malo, vivimos en un mundo totalmente interrelacionado. El arrancar un coche en Euskadi provoca un huracán en Luisiana, que deja a su vez sin trabajo al conductor del coche (y dentro de poco, por falta de petróleo, también le dejará sin coche). Tras el “efecto mariposa”, descubrimos el “efecto boomerang”.

Seguramente al no conocer este terrible efecto, un trabajador preocupado por su futuro y convencido por los medios de comunicación de las deficiencias del sistema público de pensiones, invirtió su dinero en fondos de pensiones. La banca que gestionaba su dinero lo prestó luego a una multinacional, que se vió obligada a reducir sus costes para contentar a la banca que le exigía una alta rentabilidad, lo que incluyó cerrar la fábrica que empleaba al trabajador.

Ahora sí lo saben ustedes: el deporte preferido de los ecosistemas naturales y humanos es el boomerang, con un terreno de juego único: el planeta. Y la única manera de que, en su retorno, este boomerang no se tope con nuestra cara -sin caer en la tentación de hacerlo rebotar a otro lado del planeta con más fuerza aún-, reside en nuestras facultades individuales y colectivas de aplicar un modo de vida sostenible, radicalmente diferente al actual. Solidaridad y responsabilidad a nivel local y global, conciencia ciudadana y un cambio profundo y rápido de las políticas públicas actuales. Dicho de otra manera, caminar hacia una sociedad verde pero madura.

Cambio climático sí, pero en Lakua

Hay que felicitar al Departamento de Medio Ambiente del Gobierno vasco por la valiente actitud de crear una agencia transversal dedicada a luchar contra el cambio climático en la comunidad autónoma. Se trata de una acción de indudable efecto mediático que contribuye a abrillantar la apolillada y poco sostenible imagen que la Administración goza a lo largo y ancho de nuestra geografía. Uniendo esta noticia a la reciente apertura de un nuevo parque eólico en el extremo más lejano del Puerto de Bilbao, parecería que Euskadi se está tomando muy en serio aquella mítica Declaración de Desarrollo Sostenible firmada hace ya unos cuantos años por el propio lehendakari, Juan José Ibarretxe. Por desgracia, nada más lejos de la realidad. Continue reading “Cambio climático sí, pero en Lakua”