Empieza la era de las energías limpias

Por Florent Marcellesi, portavoz de EQUO en el Parlamento Europeo / @fmarcellesi y Rosa Martínez, diputada y co-portavoz federal de EQUO /@RosaM_Equo

Artículo publicado en Público, el 20/04/2016

Este viernes 22 de abril en Nueva York, el acuerdo climático de París será ratificado por 155 países. Siendo uno de los mayores éxitos diplomáticos (que no científicos ni ecológicos) de la historia, esta resolución marca la nueva acción climática en España y en la Unión Europea. Atrás debe quedar la clamorosa e incomprensible ausencia del cambio climático en las últimas elecciones generales del 20 de diciembre. Ahora, con ambición y responsabilidad, solo cabe el objetivo de una economía totalmente libre de carbono para 2050. La era de los energías sucias y del despilfarro ha terminado. Empieza la era de las energías limpias y de la sobriedad energética.Wind_Farm

Entrar de lleno en esta nueva era post-COP21 pondrá a España y Europa a la vanguardia de la acción climática mundial. Supondrá deshacerse cuanto antes del penoso legado del peor ministro de Industria de la democracia, el Sr. Soria. Implicará un cambio de modelo energético, productivo y de consumo a favor de las generaciones presentes y futuras. Por supuesto, creará cientos de miles de empleos sostenibles y de calidad, y fortalecerá la economía del futuro. Esta transición hacia una economía sin emisiones, 100% renovable y de bajo consumo no le hará el juego al oligopolio energético y a algunos sectores económicos del pasado. No, dará el protagonismo a las pequeñas y medianas empresas, cooperativas, autónomos, organizaciones y ciudadanía que apuestan por conjugar economía y ecología. Continue reading “Empieza la era de las energías limpias”

No hay PAC para señoritos

Por Florent Marcellesi, portavoz de EQUO en el Parlamento Europeo / @fmarcellesi y Carmen Molina, diputada de EQUO en el Parlamento Andaluz

Artículo publicado en eldiario.es, el 13/04/2016

El pasado 28 de Marzo, eldiario.es titulaba: La UE reparte 250 millones en subvenciones agrícolas entre 60 ricos españoles. Las redes, la prensa y las tertulias se incendiaron. Y es normal: la Política Agrícola Común (PAC) no tendría que ser el reparto de un botín, aún menos entre algunas grandes familias y terratenientes más adinerados. Al contrario, la PAC debería ir encaminada a promover la agricultura de los pequeños y medianos productores que trabajan, viven en y cuidan el campo, y fomentan la agroecología, los bienes comunes y la soberanía alimentaria.crop

Sin embargo, la anterior reforma de la PAC 2014-2020 fue un fracaso en este sentido. Lejos de “cocinar y degustar” entre todos una tarta de calidad y duradera, esta actual política agraria de cuotas y de derechos históricos parece asemejarse a un “quién se come el pedazo más grande”. Y en esta negociación para nada ayudaron la actual ministra, la Sra. García Tejerina, entonces en el equipo del Sr. Arias Cañete, como el propio ministro. Más bien al revés, se encargaron de liderar una estrategia a favor de los intereses de unos pocos latifundios y de la agroindustria. Tampoco es de extrañar, sabiendo que, por ejemplo, la familia Domecq, la de la mujer de Cañete (que por cierto, aparece en los papeles de Panamá), recibe casi 40 millones de euros en ayudas de la PAC. Los conflictos de intereses, mezclados con el miedo al cambio por parte de algunos agricultores, marcaron claramente una nueva PAC errónea que da oxígeno a un modelo agrícola injusto e insostenible .

Pero no existe ninguna fatalidad. Existen soluciones alternativas que pueden evitar que los de siempre se lleven la mayor parte de las ayudas. Es hora de una Política Agrícola Común negociada y consensuada a nivel europeo que favorezca un sistema agroalimentario más justo, equitativo y sostenible. Continue reading “No hay PAC para señoritos”