Florent Marcellesi

Archivo para el ‘cambio climático’ Categoría

El monopolio no deja ver el bosque

En cambio climático, territorio el 7 junio 2011 a las 8:16

Por Francisco Seijo, profesor de ciencia política de la Universidad de Nueva York, y Florent Marcellesi miembro de la Comisión Promotora de Equo y miembro de Berdeak-Verdes de Euskadi

Artículo publicado en El Correo, 05-06-2011

El sector forestal se encuentra sumido en una profunda crisis social, económica y medioambiental por el agotamiento de un modelo de desarrollo anticuado. Si a esto añadimos que el cambio climático amenaza con exacerbar en el futuro las graves amenazas que se ciernen sobre nuestros montes como los incendios y las sequías, es preciso evolucionar del status quo actual a un nuevo modelo acorde con nuestras necesidades sociales y la situación ecológica.

Según el INE el sector forestal en España pesa en la actualidad un 2,5% del PIB y emplea a más de 190,000 personas. Aunque las cifras certifican su relevancia económica, si las comparamos con las de Francia se puede apreciar que allí el número de personas empleadas en el sector es de 450,000: una cifra muy superior a la nuestra ya que ese país emplea a un 40% más de personal a pesar de tener tan solo un 26% más de población. Estos desequilibrios pueden achacarse principalmente a la importancia que ha adquirido la industria de celulosa y del papel debido a unas políticas de desarrollo públicas que la han subvencionado directa e indirectamente desde los años 1950. Lea el resto de esta entrada »

Riesgo, probabilidad y buen vivir

En cambio climático, Energía nuclear el 17 mayo 2011 a las 13:20

Por Florent Marcellesi, coportavoz de la Coordinadora Verde y coordinador de Ecopolítica

Artículo publicado en EQUO, 16-05-2011

¿Qué pasa cuando multiplicamos cero por el infinito? En matemáticas, se suele decir que hay indeterminación: dicho de otro modo, no se puede predecir el resultado. Sin embargo, cuando una probabilidad baja, e incluso muy baja, se ve asociada a un magnitud de daño muy grande, véase casi ilimitada, la tecnociencia en general y el lobby nuclear en particular se olvidan de la indeterminación y tienden solo a considerar que el riesgo (multiplicación de la probabilidad por la magnitud de daño) es ínfimo. Lo que les permite concluir —eso sí, sin debate democrático previo, principalmente con las poblaciones afectadas o más vulnerables— que, a pesar del posible daño, la probabilidad es tan baja que el riesgo es asumible.

Sin embargo, la catástrofe de Fukushima vuelve a cuestionar una vez más este dogma de la sociedad del riesgo —¿o deberíamos decir de aprendices de brujo? Lea el resto de esta entrada »

La energía nuclear ante Fukushima

En cambio climático, energía, Energía nuclear el 17 marzo 2011 a las 10:07

Por Florent Marcellesi, coportavoz de la Coordinadora Verde y miembro de Berdeak-Verdes de Euskadi

Artículo publicado en El Correo, 17-03-2011

El debate parecía zanjado, el contrincante noqueado. Tras la polémica decisión de prorrogar la vida de Garoña hasta el año 2013 y la eliminación en la Ley de Economía sostenible de la referencia al cierre de las centrales nucleares a sus 40 años de vida, el péndulo oscilaba irresistiblemente hacia una aceptación cada vez mayor de un mix energético con nuclear incluida. La tendencia a nivel europeo y mundial era semejante: hasta Obama se proponía triplicar a principios de 2010 el presupuesto para construir nuevas centrales nucleares, las primeras en treinta años en Estados Unidos. Añadía que iban a ser «limpias y seguras», retomando uno de los argumentos más machacados por el lobby nuclear: la energía nuclear es una respuesta al cambio climático.

Sin embargo, tras la tragedia sísmica de Japón y sus consecuencias nucleares -500.000 personas evacuadas, perímetro de seguridad de 30 kilómetros en torno a la central afectada, contaminación radiactiva en Tokio y a merced de los vientos- el péndulo ha vuelto a oscilar de la noche a la mañana. Lea el resto de esta entrada »

Pensar antes de compensar. Pequeña guía para el mercado voluntario de emisiones

En cambio climático el 4 octubre 2010 a las 19:17

Artículo de Lara Pérez Dueñas* y Florent Marcellesi**, publicado en el número 39 de la revista Ecología Política.

En continuo crecimiento, el mercado voluntario de emisiones representó en 2008 un intercambio de 123,4 MtCO2e por un valor de 705 millones de dólares. Aunque los mercados voluntarios solo representan un 0,6% del valor del mercado global de carbono (Hamilton, 2009), no cabe duda de que van a ocupar un lugar destacado en los próximos años. Con el impulso del protocolo de Kyoto, de los mercados regionales de emisiones o del acuerdo de Copenhague –que asume incluir “oportunidades de utilizar los mercados para mejorar la relación coste-eficacia”—, vemos cada vez más iniciativas públicas y privadas que nos garantizan nuestra “neutralidad en carbono”. Sin embargo, ¿qué realidad se esconde detrás de las compensaciones voluntarias, de sus certificaciones o calculadoras de emisiones? ¿Qué jerarquía de prioridades y criterios debemos seguir para saber cuándo (y si) estos mecanismos están justificados y, en caso afirmativo, en qué medida se deben utilizar? Lea el resto de esta entrada »

Salir de la economía del carbón

En cambio climático, Economía el 19 septiembre 2010 a las 18:47

Artículo de opinión de Florent Marcellesi, coportavoz de la Coordinadora Verde, y Manolo R. Barrero, ex-alcalde y actual concejal verde de Villablino en el valle de Laciana.

¿Es posible una transformación ecológica de la economía española? Claro que sí, pero para ello hará falta salir de la “economía del carbón” y apostar por un “New Deal Verde” ecológicamente sostenible y socialmente justo.

Tomemos el Valle de Laciana en León como ejemplo de esta economía del carbón. Este valle está declarado como Reserva de la Biosfera por la UNESCO y está dentro de la Red Natura 2000. Sin embargo, desde hace más de una década, la empresa Coto Minero Cantábrico tiene en activo tres explotaciones de carbón a cielo abierto en las comarcas leonesas de Babia y Laciana declaradas ilegales por los Tribunales de Justicia. Lea el resto de esta entrada »

Tasa carbono, ¿para cuándo en España?

En cambio climático el 18 octubre 2009 a las 21:07

Qué Estamos Haciendo II (What We Have Doing II)El debate ha sido duro y polémico, a veces demagógico, pero ya está: Francia se ha dotado de una “tasa carbono”. Entra en el círculo reducido de países que cuentan con esta herramienta de la fiscalidad ambiental, como Suecia, Dinamarca, Reino Unido o Suiza. Pero muchos se preguntarán: ¿qué es una tasa carbono? ¿Se trata de una medida necesaria para hacer frente a los retos ecológicos o de un nuevo impuesto para llenar los presupuestos vacíos del Estado? ¿Quid en España? Lea el resto de esta entrada »

El espejismo de los agrocombustibles

En cambio climático, energía el 6 junio 2008 a las 16:45

Campo de Girasoles

Por el mundo entero la carestía de los carburantes está provocando graves problemas económicos y sociales. En España, donde el gasóleo se ha encarecido en un 21% durante 2008, los pescadores han comenzado paros parciales y huelgas indefinidas. En el Reino Unido los transportistas protestan en el centro de Londres y hasta en Indonesia las manifestaciones se multiplican frente a la fuerte reducción de las ayudas a la gasolina. Mientras tanto, el presidente del Gobierno francés tiene que admitir impotente ante los transportistas, pescadores y agricultores galos unidos por este mal trago energético: «Tengamos la valentía de decirlo a los franceses: no va a mejorar». Dicho de otra manera, la economía mundial -donde se agudiza la diferencia entre oferta y demanda de combustibles fósiles y donde el techo del petróleo se perfila como inminente- se adentra en una crisis energética global, dura y duradera Lea el resto de esta entrada »

El petróleo se pone a cien… dolares

En cambio climático, energía el 5 enero 2008 a las 16:07

El Año Nuevo nos ha traído una sorpresa: por primera vez, el precio del petróleo de referencia en Estados Unidos ha llegado a los 100 dólares. Hemos cruzado el umbral simbólico que todos estábamos temiendo: se acabó la época del petróleo barato y, con ella, el mito fundacional del modelo actual de desarrollo. Ya no es posible creer en el crecimiento económico ilimitado. Dentro de no mucho tiempo, tendremos serios problemas para pagar la factura energética e incluso, poco después, de conseguir un suministro suficiente. La era de la crisis energética ha comenzado. Lea el resto de esta entrada »

El clima ya ha cambiado, ahora nos toca a nosotros

En cambio climático, energía el 28 noviembre 2007 a las 10:47

Es oficial: el cambio climático ya está aquí. La comunidad científica lo ha confirmado este año a través del 4° informe del Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático (IPCC). Ya tenemos evidencia científica sólida de que el consumo indiscriminado de combustibles fósiles está detrás del calentamiento global. También sabemos qué actividades industriales han contribuido más: las del transporte y la producción de energía. Y, por último, ya nos han dicho cuáles van a ser las consecuencias: más desastres naturales, sequías más frecuentes y problemas a gran escala para la agricultura y el abastecimiento de agua a las ciudades. Lea el resto de esta entrada »

El boomerang Katrina

En cambio climático, General el 15 septiembre 2005 a las 10:42

Por Florent Marcellesi e Iñigo Aguirre, coportavoces de Berdeak-Los Verdes

Publicado en Deia, bajo el título “El efecto boomerang”, 15-09-2005

¿Qué relaciones existen entre un(a) ciudadano(a), su coche, el huracán Katrina y su trabajo recién perdido ? A primera vista, poco. Mirando con más detalle vemos, por desgracia, el reflejo de una humanidad suicida e inmadura.

De hecho, todas las mañanas, nuestro(a) amigo(a) ciudadano(a) cogía su coche para ir a su trabajo: bien porque debido a un sistema de transporte público insuficiente no puede hacerlo de otra manera, bien porque su tranquilidad y bienestar son más importantes que las generaciones futuras. Yendo hasta el polígono industrial, su coche participó no sólo en el aumento de C02 en la atmósfera sino también en la disminución de los recursos de petróleo disponibles. Con una doble consecuencia: agravar el cambio climático y aumentar el precio del petróleo.El cambio climático es mucho más que un lema comercial para una película de ficción: sin esperar hasta “el día después”, tiene ya unos efectos muy concretos. Numerosas investigaciones científicas demuestran que, lo mismo que las sequías y lluvias más intensas, el gran aumento de intensidad de los huracanes durante los últimos 30 años son una consecuencia del calentamiento global del mar y de la atmósfera, provocado por las actividades humanas.

Hace dos semanas, esta tendencia al aumento de catástrofes naturales y de sus repercusiones tuvo una nueva hija, a la que se llamó Katrina, cuyas consecuencias a estas alturas son ya sobradamente conocidas: cientos de muertos, ciudades devastadas, anarquía urbana, estado de excepción, etc., y una situación de caos imposible de imaginar en la primera potencia mundial. Pero los efectos del Katrina van todavía más lejos: el huracán se nos vuelve, de forma indirecta, a la cara. Así, nos enteramos de que Katrina provoca una escalada del crudo, que se va sumando a la crisis energética actual. Ni más, ni menos, viene amenazando, según la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico) con anular la recuperación del crecimiento económico de la zona euro…

Sabemos de sobra los ecologistas que no existe peor cosa que una economía del crecimiento sometida al decrecimiento. Sin el crecimiento económico, una de las más graves drogas “legales” de estos tiempos, nuestro sistema socio-económico se queda paralizado y, en su caída infernal, arrastra consigo en primer lugar a los más desafortunados. Recesión, paro: nuestro amigo ciudadano se queda sin trabajo. De pronto, nos damos cuenta de un principio ecologista básico: para lo bueno y para lo malo, vivimos en un mundo totalmente interrelacionado. El arrancar un coche en Euskadi provoca un huracán en Luisiana, que deja a su vez sin trabajo al conductor del coche (y dentro de poco, por falta de petróleo, también le dejará sin coche). Tras el “efecto mariposa”, descubrimos el “efecto boomerang”.

Seguramente al no conocer este terrible efecto, un trabajador preocupado por su futuro y convencido por los medios de comunicación de las deficiencias del sistema público de pensiones, invirtió su dinero en fondos de pensiones. La banca que gestionaba su dinero lo prestó luego a una multinacional, que se vió obligada a reducir sus costes para contentar a la banca que le exigía una alta rentabilidad, lo que incluyó cerrar la fábrica que empleaba al trabajador.

Ahora sí lo saben ustedes: el deporte preferido de los ecosistemas naturales y humanos es el boomerang, con un terreno de juego único: el planeta. Y la única manera de que, en su retorno, este boomerang no se tope con nuestra cara -sin caer en la tentación de hacerlo rebotar a otro lado del planeta con más fuerza aún-, reside en nuestras facultades individuales y colectivas de aplicar un modo de vida sostenible, radicalmente diferente al actual. Solidaridad y responsabilidad a nivel local y global, conciencia ciudadana y un cambio profundo y rápido de las políticas públicas actuales. Dicho de otra manera, caminar hacia una sociedad verde pero madura.