¿A qué proyectos dono 15.000 euros de mi sueldo en 2017?

Read More
¿Por qué quiero donar 15.000 euros de mis dietas a proyectos ecopolíticos y ecosociales?
En el Parlamento Europeo, las y los eurodiputados recibimos “dietas de estancia” para alojamiento, manutención y comidas/cenas (306 euros / día de presencia en Bruselas y Estrasburgo). Según el régimen de aportaciones de los cargos que tenemos en EQUO, al ser de carácter finalista, estas dietas no entran, ni computan dentro del cálculo de las aportaciones del cargo electo, en este caso del eurodiputado, al partido. Sin embargo, de forma coherente con mis planteamientos ético-políticos y mi campaña de primarias en 2014, he decidido retener por voluntad propia una cantidad de mi sueldo correspondiente al 38.5% de mis dietas (el mismo porcentaje de mi sueldo que ya dono desde que soy eurodiputado a EQUO cada mes**) y donarlo a proyectos ecopolíticos y/o ecosociales relacionados con la ecología política y la construcción de alternativas solidarias y sostenibles.
Ese porcentaje para este año 2017 gira en torno a 15.000 euros. Tras haber analizando una decena de proyectos recibidos estos son los proyectos ecosociales y ecopolíticos que he decidido financiar:
  • Red Equo Joven: Conferencia y talleres sobre desigualdades sociales y modelo productivo (2.500 euros).
  • Asociación Ecopolítica: proyecto de investigación para construir una visión ecosocial sobre la IV revolución industrial (2.500 euros). Más información aquí.
  • Asociación Danos Tiempo: apoyo logístico (alquiler, factura de la luz con Som Energia) para el desarrollo de sus actividades relacionadas con la economía social, el consumo responsable y la cultura en el barrio de la Hortaleza, Madrid (2.020 euros).
  • Asociación Suma Justicia: Sumjusty, proyecto de plataforma de crowdfunding para financiar causas en justicia de interés social y medio ambiental (2.000 euros).
  • Plataforma de Afectados por las Lineas de Alta Tensión de Alhaurín de la Torre (Andalucía): estudio y medición de la radiación provocada por lineas de transporte eléctrico a escasos metros de viviendas y equipamientos escolares (2.000 euros).
  • Proyecta Valencia – Hacia el 2030: memoria, web y talleres para informar sobre los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y crear conciencia sobre la desigualdad, la vulnerabilidad de nuestros ecosistemas así como los retos a los que nos enfrentamos en los próximos años (1.500 euros).
  • Cooperativa ekoOn: kits didácticos fotovoltaicos y luminarios para emplearlos en los talleres sobre energía solar y eólica en centros educativos (966 euros).
  • Red EQUO LGBTI: Participación en el Orgullo Gay 2017 (600 euros).

Además de estas ayudas relacionadas con proyectos y teniendo en cuenta la situación económica del partido, he decidido donar 2.500 euros suplementarios a EQUO para este año.

En total = 16.586 euros, es decir de forma excepcional 1.500 euros más que los 15.000 euros previstos.

En 2018, volveré a abrir la convocatoria de 15.000 euros para proyectos ecosociales y ecopolíticos, ¡así que os animaré cuando llegue el momento a que me hagáis llegar todas vuestras solicitudes!

 

**En base al régimen de aportaciones de los cargos públicos de mi partido, al mes dono 1.390,10 euros a EQUO.

¿Por qué el Día de Europa no es festivo?

Por Florent Marcellesi, eurodiputado de EQUO / @fmarcellesi

Artículo publicado en Huffington Post el  9/5/2017

¿Quién sabe que el 9 de mayo es el Día de Europa? Siendo sincero, casi nadie, y es lógico. Al no ser festivo, es un día totalmente invisible. Y lo que es invisible, no existe. Casi nadie sabe que un 9 de mayo 1950, a través de un histórico discurso del entonces ministro francés Schuman, Alemania y Francia decidían cooperar para superar el odio mutuo y fratricida. Pero más allá de algunas celebraciones institucionales y reportajes periodísticos, el Día de Europa, símbolo de la reconciliación continental tras dos guerras mundiales sangrientas, es hoy un día internacional cualquiera. Y sin una mayor relevancia emocional, popular y práctica en nuestro calendario, seguirá en la marginalidad y el olvido.

flags-106806_640El olvido, junto con el miedo, es el alimento de las extremas derechas en Europa. No olvidemos que el proyecto europeo nace de las ruinas del fascismo y de los nacionalismos identitarios. Y si bien en Francia, Austria y Holanda han sido frenados de forma momentánea, hoy el odio y el repliegue nacional vuelven a la carga con más fuerza que nunca. A Europa no le amenaza una barbarie externa, sino su propia barbarie. Continue reading “¿Por qué el Día de Europa no es festivo?”

Carta a mis amigos/as franceses/as: No juguemos con la democracia

ESTIMATIONS: DUEL MACRON-LE PEN AU 2ND TOUR DE LA PRÉSIDENTIELLE

A todos/s mis amigos/as franceses/as,

En la primera vuelta, voté por la renta básica, la transición ecológica y Europa. Mi opción no llegó a la segunda vuelta. Me duele, pero así es el juego electoral francés, que a pesar de luchar por cambiarlo profundamente, lo conozco y lo acepto.

Así que mientras tanto, nos toca elegir. Y para mí, está claro. Como nieto de inmigrantes polacos y corsos, como padre de hijas binacionales franco-españolas y por respeto a todas aquellas personas que ven en Francia y Europa una tierra de acogida y de derechos humanos, votaré por la democracia.

Así que sí, sin ambigüedad, votaré a Emmanuel Macron en la segunda vuelta de las presidenciales. Compartiendo la visión de Varoufakis y de mis compañeros verdes franceses y europeos, esto no será de ninguna manera un voto de adhesión a su programa. No podría serlo, ya que su programa económico es muy probable que refuerce la desesperación de los perdedores de la globalización y su programa ecológico es una simple continuidad del de Hollande (que no es el peor de Europa, pero tampoco es suficiente). Al menos, en cuanto a Europa y sus interdependencias, le reconozco su voluntad y no me desagrada.

Pero en frente está el programa del odio y la xenofobia. Está el programa del repliegue sobre uno mismo y el rechazo al otro: al islam y a Europa, y mañana a cualquier otro chivo expiatorio frente al “francés de origen”. Están nuestros demonios nacionalistas del siglo XX. Está el autoritarismo y el cuestionamiento de las bases de nuestra convivencia y de la democracia misma, en Francia y en Europa. Para mi, no hay lugar a dudas.

Votar contra el fascismo significa votar a Emmanuel Macron. Es más, votar contra Marine Le Pen, y por lo tanto a Macron, es justamente mantener los medios para construir democráticamente una alternativa al propio Macron.

Eso sí, con las elecciones legislativas, una nueva ronda comenzará. Espero y llamo a las candidaturas de la social-ecología en toda Francia, capaces de tener una gran presencia e influencia en la Asamblea Nacional. Es al menos lo que estamos haciendo en la circunscripción España-Portugal-Mónaco-Andorra, donde apoyo a François Ralle Andreoli, candidato que reúne lo social, la ecología y Europa.

Mi elección entonces es clara: freno a Le Pen, voto democrático a Macron y construcción de una alternativa social-ecologista a partir del 8 de mayo.

¡Hasta el domingo!

¿Y si la autodeterminación saharaui llegara en buque?

El buque NM Cherry BlossomEsta semana hemos recibido una alentadora noticia por parte de la justicia sudafricana. El buque NM Cherry Blossom ha sido detenido en el puerto sudafricano de Port Elisabeth ante la sospecha de que contuviera fosfatos originarios del Sáhara Occidental, tras la denuncia del Frente Polisario y la República Árabe Saharaui Democrática.

Aún es pronto para determinar si efectivamente el contenido del buque contraviene la legislación internacional, pero lo cierto es que, tras más de cuarenta años de bloqueo en la ONU y en Europa, parece que por fin empezamos a atisbar avances en la causa del pueblo saharaui, gracias a la resistencia pacífica, la acción no violenta y a través de la defensa de los recursos naturales. Continue reading “¿Y si la autodeterminación saharaui llegara en buque?”

Una “revolución” francesa con aspecto de déjà-vu

Por Florent Marcellesi, eurodiputado de EQUO / @fmarcellesi

Artículo publicado en el diario.es el 24/4/2017

Francia ha dejado un escenario inédito pero altamente previsible. En la segunda vuelta de las elecciones presidenciales estarán Macron y Le Pen: el cagirl-647426_640ndidato anti-élite de la élite y la candidata de extrema derecha. Ante el hartazgo ciudadano frente a la clase política gala, el nuevo e incierto orden político francés y europeo está emergiendo.

Al igual que en Austria, los partidos tradicionales se hunden y en suma alcanzan poco más del 25% de los votos. Desde luego, nadie –empezando por su bancada conservadora– echará de menos a François Fillon. Perseguido por sus escándalos de conflictos de interés, pidiendo sin pudor que la gente no le amara pero al menos le votara, representa lo más podrido del establishment político tradicional. Su eliminación es una buena noticia para la salud democrática francesa y europea. Continue reading “Una “revolución” francesa con aspecto de déjà-vu”

Sesenta años de proyecto europeo: ¿Y ahora qué?

Por Florent Marcellesi,  Ska Keller, Philippe Lamberts y  Ernest Urtasun, eurodiputadas de Los Verdes/ALE en el Parlamento europeo.

Artículo publicado en el diario.es el 23/3/2017

Hace sesenta años, en Roma, seis naciones profundamente heridas por dos guerras mundiales apostaron por huir de la confrontación hacia la armonía que los intereses industriales y comerciales comunes podrían generar. A través de una integración gradual de las sociedades europeas, fue un paso destinado a conformar rápidamente una comunidad política. Aun así, con el tiempo, la realidad mostró que la unión política no podía realizarse automáticamente con la integración económica, sino que requería de la construcción de un verdadero proceso político.europa

Hoy, aun haciendo frente a la crisis y a pesar de que la austeridad y los retrocesos democráticos han dañado seriamente el proyecto, la Unión Europea permanece como una de las más grandes ambiciones llevadas a cabo por los europeos y europeas. Significa un auténtico aliento de esperanza para todos los que estuvieron y siguen viviendo bajo la opresión de los regímenes autoritarios o en regiones empobrecidas. En un continente de pasado sangriento, el proyecto de integración, con sus altibajos, sigue constituyendo un pilar de paz y cooperación sin precedentes entre sus pueblos. Continue reading “Sesenta años de proyecto europeo: ¿Y ahora qué?”