La Europa que queremos: solidaria, ecológica y demócratica.

Intervención de Florent Marcellesi en el acto del Día de Europa del 9 de mayo del 2018 junto con Manuela Carmena, alcadesa de Madrid

Estimada Alcadesa, Estimadas autoridades:

Verán ustedes, yo soy nieto de abuelos polacos que se conocieron en un campo de refugiados en Alemania al final de la segunda guerra mundial. Hace exactamente 70 años, mi abuela, Wiktoria, cruzó con un bebé en brazos el puente de Europa que ayer separaba y hoy une Alemania con Estrasburgo. A mi abuela, que se fue demasiado temprano, le gustaría saber que hoy su nieto, nacido en Francia, es eurodiputado por España y sus bisnietas una mezcla interminable de culturas y lenguas europeas. Le gustaría saber que dentro de la Unión Europea llevamos más de 70 años en paz. Que hoy ya no hay casi fronteras entre países europeos, que las últimas dictaduras europeas han caído, que existe un Parlamento Europeo directamente elegido por la ciudadanía europea, que tenemos los estándares sociales y ambientales más altos del mundo.

(para ver el vídeo de la intervención, pincha en la foto).
Sí, se alegraría de todo esto al igual que yo me alegro y defiendo desde el Parlamento Europeo este legado común. Nuestro legado. Quiero 70 años más de paz y de prosperidad para mis hijas y mis nietas.

Al mismo tiempo no le gustaría ver la falta de solidaridad con las personas refugiadas que buscan paz y seguridad en Europa, los ataques a la libertad de expresión o caso como La Manada, el aumento de la xenofobia o caso como la manada, como crece la desigualdad mientras persisten los paraísos fiscales, como el consumismo devora la sociedad y damos la espalda a la naturaleza, como los intereses económicos y corporativos se anteponen demasiado a la lucha frente al cambio climático, a la transición energética o una política de residuos sostenible, o como los dinámicas nacionales no velan siempre por el bien común europeo.

No, esta parte no le gustaría. Pero al igual que luchó para buscar un futuro mejor para sus hijos, somos cada vez más españolas y españoles, europeas y europeos, dentro y fuera del Parlamento Europeo que, en base a nuestro legado común, trabajamos por hacer de Europa un continente más solidario, ecológico y democrático.

Una Europa de los derechos donde ninguna persona es ilegal, donde la Carta de los Derechos Fundamentales es vinculante a todos los niveles y donde No es No.

Una Europa cuya economía está al servicio de las personas y del planeta, donde la economía social y solidaria es un pilar fundamental para nuestro presente y futuro, y donde hay alternativas a la austeridad.

Una Europa social donde ya no hay competencia entre personas trabajadoras de diferentes países, donde el salario mínimo europeo es una realidad y donde la Carta Social Europea guíe nuestros pasos.

Una Europa ecológica donde la lucha por el clima es el la prioridad máxima, y donde la agricultura y alimentación riman con salud, sostenibilidad y respeto con los animales.

Una Europa democrática donde la transparencia y la rendición de cuentas es una realidad en cualquier consistorio, parlamento, gobierno y consejo, y donde la ciudadanía europea son las nuevas madres y padres fundacionales de la Unión Europea.

En definitiva una Europa ciudadana que junto con sus municipios, regiones y Estados esté a la vanguardia mundial de la los derechos, la sostenibilidad y la democracia.

Esta Unión Europea es un proyecto vivo. Pertenece ante todo a la ciudadanía. Y su éxito y futuro dependerá de nuestra ilusión y empeño. Para que nuestros nietos nunca tengan que decir que sus abuelos fueron refugiados. Para que miremos al futuro con esperanza. Con más solidaridad, ecología y democracia: está en nuestras manos conseguirlo. Gracias.

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *