¿Qué piensa hacer la Comisión Europea con la sentencia del Tribunal de Justicia de la UE sobre el Sáhara Occidental?

 

Aquí os dejo mi intervención de ayer 9 de enero de 2017 en la Comisión de Asuntos Exteriores en el Parlamento Europeo, en relación con la Sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea del 21 de diciembre sobre el Sahara Occidental.

“Señor Presidente, estoy bastante sorprendido por algunas intervenciones que ha habido porque me parece que el fallo es bastante claro, por no decir histórico. Primero nos recuerda una cosa importante: que el Sahara Occidental NO es parte de Marruecos; segundo, que ningún acuerdo, sea de pesca o de relaciones comerciales, puede tener lugar entre Marruecos y la Unión Europea, aplicándose en el Sahara Occidental; y tercero, no se puede tener ninguna actividad en el Sahara Occidental sin el consentimiento previo por parte del pueblo del Sahara Occidental.

Por tanto, tengo unas cuantas preguntas para el Señor Westcott[1] (que ni siquiera pronunció la palabra Sahara Occidental en su primera intervención):

– Me gustaría saber qué piensa hacer el Servicio de Acción Exterior (SEAE)/la Comisión Europea para poner en marcha este fallo histórico, para que realmente esta decisión de la Corte se pueda implementar.

– Segundo, me gustaría saber también, como se ha comentado, cuando se va a poner en contacto con el Frente Polisario, porque ya lo ha hecho con las autoridades marroquíes, como lo ha comentado ahora mismo.

– Tercero, me gustaría saber también cuándo piensa adaptar o corregir también la lista de exportadores  marroquies aprobados por la Unión Europea, para que ninguno pueda venir de o trabajar con el Sahara Occidental.

– También me gustaría apuntar algo muy importante, que tiene que ver con las empresas españolas o alemanas, como Siemens por ejemplo, que trabajan en el Sahara Occidental. Que piensa hacer usted para que ellas tengan una guía para no trabajar ahí, porque esto ahora mismo es ilegal.”

Además, tenía la intención de hablar también sobre otros puntos, lo cual no fue posible por falta de tiempo. Sobre todo, quería llamar la atención del SEAE y de la Comisión sobre el hecho de que hay un carguero europeo (el Key Bay) con aceite de pescado proveniente del Sahara Occidental que está actualmente en ruta hacia el puerto francés de Fecamp y me hubiera gustado preguntarle al Señor Westcott cómo se asegurarán de que este cargamento ilegal sea detenido por las autoridades francesas[2].

Por último, quisiera preguntarle al Sr. Westcott qué dirán a los pescadores españoles cuyas licencias para pescar en las costas del Sáhara Occidental entregadas en virtud del Acuerdo UE-Marruecos se confirman ahora como ilegales. ¿Cómo va a compensar la Comisión y las autoridades españolas para convertir a nuestros pescadores en “ladrones de alta mar” sin que éstos se den cuenta?

En su respuesta, el representante del SEAE, el Señor Nicholas Westcott, no respondió a ninguna di mis preguntas concretas. En cambio, nos ha dado una respuesta en gran medida pro-formo y hueca sobre la importancia de las relaciones entre la UE y Marruecos (que todos, incluidos yo mismo, pueden estar de acuerdo), se refirió al Sáhara Occidental como “un territorio internacionalmente disputado” (por lo tanto, mostró un escandaloso desprecio hacia el tribunal, que aclaró sin ambigüedad el estatuto del territorio: el de un territorio no autónomo, bajo ocupación de Marruecos) y mantuvo su compromiso con la boca pequeña con el proceso de la ONU (confirmando así que la UE pretende seguir siendo un actor diplomático insignificante en este conflicto ).

Seguiré insistiendo en recibir una respuesta de la Comisión y del SEAE a mis preguntas, con el fin de garantizar que este juicio histórico se aplique efectivamente.

Podéis leer un artículo reciente que he publicado en eldiario.es sobre este fallo histórico.



[1] Nicholas Westcott, European External Action Service, Managing Director of the Directorate for Middle East and North Africa


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *