La nueva transición será ecológica y justa o no será


Por Florent Marcellesi, portavoz de EQUO en el Parlamento Europeo, @fmarcellesi.

Publicado en EFEVerde, el 22/12/2015

Florent

La apuesta de EQUO de sumarse a la remontada de Podemos ha dado sus frutos. Tres diputados de 69 son del partido verde: Juan López de Uralde (elegido en Álava), Rosa Martínez (elegida en Bizkaia) y Jorge Luis (elegido en Huesca). Desde un punto de vista aritmético, las cuentas salen redondas; desde la perspectiva de la dinámica política, la ecología política puede enorgullecerse de estar participando en el cambio que está llevando España a una nueva transición política, más diversa y plural.

Por otro lado, la ecología política no ha estado presente con la misma visibilidad e intensidad en todos los rincones de España. Debido al pacto alcanzado con Podemos, se ha centrado (sobre todo) en el País Vasco. Y desde luego, allí el experimento ha cuajado, hasta tal punto que Podemos ha sido la fuerza más votada en Euskadi (más de 10% en Álava que el segundo partido más votado, siendo éste el PP). Sin duda, la remontada e ilusión de masas morada se ha combinado perfecta y poderosamente con la experimentada, asentada y reconocida estructura verde vasca (con presencia institucional en las tres capitales vascas, los mejores resultados electorales de EQUO en solitario desde la creación del partido, la organización de la Universidad Verde de Verano del 2012 en Vitoria-Gasteiz, que el eurodiputado verde sea de Bilbao, etc.) y el hecho de que fueran cabeza de lista en Álava el coportavoz, Juantxo López de Uralde (con fuertes raíces vascas y larga trayectoria activista), y segunda en Bizkaia, la coportavoz, Rosa Martínez (residente en Bilbao y savia nueva del ecologismo y el feminismo). Claramente la suma Podemos + Equo ha multiplicado en Euskadi, con una confluencia donde 1+1 no fueron 2 sino 4.

El caso de Huesca es algo diferente pero no deja de ser también muy sugerente. El nuevo diputado verde, Jorge Luis, fue elegido a través de primarias abiertas, entre decenas de personas, como candidato de la confluencia del Alto Aragón. En su caso, además de ser uno de los 8 de Yesa, proviene de la Coordinadora Verde, una de las patas fundadoras de EQUO y donde el núcleo verde joven y dinámico de Huesca desempeñó un papel motor a favor de la refundación verde. De hecho, además de haber conseguido siempre resultados electorales buenos y tener hoy un concejal verde en la capital oscense, allí se organizó la primera Universidad Verde de Verano en 2009. La trayectoria y asentamiento previos son, desde luego, condiciones básicas para que la ecología política pueda existir en un contexto de hegemonía política ajena.

En cuanto a contenido, EQUO ha influido de forma positiva en el programa de Podemos. Por ejemplo, el cambio de modelo energético —presentado conjuntamente por Juan López de Uralde y Pablo Iglesias— es una piedra importante del programa de Podemos que el propio Iglesias ha ido recordando en varias ocasiones. Al mismo tiempo, no nos podemos dar por totalmente satisfechos. Si bien el programa hace referencia a este punto, no era, ni es ahora, una de sus prioridades. De hecho, ha sido frustrante y poco comprensible que, en pleno COP21, el cambio climático haya sido en general el gran ausente en la campaña electoral y, en particular, de las principales líneas comunicativas —y por consecuencia de las reivindicaciones post-electorales— de Podemos (estando EQUO, su socio, el único partido presente y activo en París).

Está claro por tanto que queda mucho trabajo por delante. La ecología política ha cogido la ola del cambio, pero la ola del cambio no ha cogido todavía la ecología política como bandera. Será sin duda una de las labores más importantes de los nuevos diputados verdes: conseguir que la ecología se convierta en una prioridad e (in)fluya de forma transversal en todas las políticas del grupo parlamentario de Podemos (y del resto del Congreso) y, además, sea más visible con aún más fuerza y de forma autónoma en el panorama político, social y mediático español.

Bonito reto, pero sobre todo reto imprescindible. Que puedan desarrollarse a largo plazo propuestas sociales y democráticas de los partidos emergentes, dependerá en gran medida de que dejemos de cortar la rama en la que nuestra sociedad está sentada. Ya que más que una crisis económica y de régimen, esto es una crisis de civilización. Y para ello, la ecología política, ya sea la lucha por el clima, un nuevo modelo energético limpio y la protección de la biodiversidad, tiene que ser el pilar de una nueva transición donde justicia y sostenibilidad son dos caras de una misma moneda.


One thought on “La nueva transición será ecológica y justa o no será”

  1. Por las declaraciones antes, durante y después de la campaña electoral, parece evidente que la perspectiva de la ecología política sigue estando bastante lejos de ser una realidad entre los partidos políticos en España. Y no sólo entre los que históricamente menos interés han demostrado por la cuestión ecológica. Incluso entre los partidos autodenominados de izquierda parece seguir siendo un planteamiento ajeno a ellos mismos, adoptado no tanto por convicción como por conveniencia interesada, dada la afinidad de objetivos políticos en otros ámbitos entre estos partidos y los colectivos ecologistas.

    Espero que pronto tengamos un partido verde en España con el respaldo popular suficiente como para que pueda presentar de forma independiente a las elecciones, sin necesidad de depender de otras fuerzas políticas para conseguir representación. Me gustaría también que la representatividad que se ha conseguido en estos últimos comicios sirviera para extender su influjo más allá de los partidos tradicionalmente de izquierda. Cierto que son los que más permeabilidad han demostrado a las preocupaciones ecologistas, pero se trata de una problemática transversal a la que ningún partido político, sea de izquierdas o de derechas, debiera permanecer ajeno.

    ¡Enhorabuena por los resultados!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *