Florent Marcellesi

Entre la pared argentina y la espada española: notas sobre la expropiación de YPF

En cambio climático, cooperación internacional, Economía, energía el 18 abril 2012 a las 8:00

Por Florent Marcellesi

El conflicto diplomático abierto entre los gobiernos español y argentino por la expropiación de YPF tiene todos los ingredientes geopolíticos para convertirse en las “Malvinas de la energía”. Con argumentos ideológicos y estratégicos de diferentes índoles, ambos gobiernos recurren sin embargo a patrones patrióticos clásicos que, una vez más, esconden uno de los retos del futuro: superar la crisis energética y climática, es decir el final de la era del petróleo barato y abundante y el cada vez más irreversible cambio climático debido principalmente a la quema de combustibles fósiles, así como sus (retro)consecuencias sociales y económicas. Hagamos pues un repaso rápido de la situación y perspectivas.

El 16 de abril, tras meses de una táctica tradicional de acoso y derribo a Repsol-YPF (para que cayera el precio de sus acciones), la presidenta Cristina Fernández de Kirchner anuncia la expropiación de YPF, filial de Repsol en Argentina, mediante la compra del 51% de su capital. 90 años después de la creación de YPF y 20 años después de su privatización a favor de la transnacional Repsol en la época de liberalización y ajustes estructurales en los países del Sur (apoyada, por cierto, por la pareja Kirchner), YPF vuelve (casi) a la casilla de salida.

El gobierno español no ha tardado en responder con vehemencia. El ministro de Industria, Manuel Soria, ha declarado ni más ni menos que “es una decisión contra España y los españoles, no solo contra Repsol”. Más allá de que Repsol tenga menos de un 50% de capital español y de que sea grotesco asimilar los intereses de la ciudadanía española con los de los accionistas de una empresa privada, el tono catastrófico empleado recurre al más clásico patriotismo económico tintado de neocolonialismo (el control del oro negro en los países del Sur para garantizar un crecimiento con seguridad en el Norte) y de neoliberalismo (la promoción de los intereses de una multinacional de régimen privado y aficionada a los paraísos fiscales como motor del interés general). Nada mejor en tiempo de crisis que el repliegue identitario y belicista para unirse contra un enemigo común y olvidar —por unos días— la austeridad y los recortes, lo que ha surtido efecto con el apoyo del PSOE, CCOO y UGT. Mientras tanto, los partidos nacionalistas han hecho prueba de su capacidad de contorsión según se traten de intereses de clase o nacionales: CiU y PNV han privilegiado los intereses del capital, mientras que la izquierda abertzale, que lo tenía más fácil en torno al doble eje nacional vasco y socialista, ha saludado de forma efusiva la soberanía e independencia del pueblo argentino.

Si bien llego a coincidir con IU y otros movimientos de izquierdas en que la decisión del gobierno argentino es legítima y que seguramente los recursos naturales no tendrían que estar en manos de intereses privados que solo buscan rentabilidad económica y han cometido una serie de injusticias sociales y ambientales, al mismo tiempo no podemos obviar varias crudas realidades. Como bien dice Ecologistas en Acción, que saluda la decisión como un paso necesario, las razones por las que el Gobierno argentino se está planteando la nacionalización no son precisamente las ambientales. Argentina atraviesa una profunda crisis social y Fernández de Kirchner necesitaba también una medida fuerte para calmar los ánimos por los precios energéticos en el sector del transporte, garantizar divisas para pagar la deuda externa, bajar su factura energética y asentar su poder surfeandosobre la ola de la soberanía nacional que arrasa América Latina. Por el momento, es demasiado pronto para saber dónde recaerán los beneficios de esta re-nacionalización, si en el pueblo o en los oligarquías locales. Lo que está claro es que no marca ni mucho menos el fin del capitalismo (a lo mejor un empuje del capitalismo de Estado frente al capitalismo financiero), ya que el proyecto de ley de expropiación postula que la exploración y explotación (que seguramente necesitará una inversión de 25.000 millones de dólares en una década) se harán en base a “capitales públicos y privados, nacionales e internacionales”.

Pero sobre todo, no se nos tendría que escapar que detrás de esta estrategia se encuentra la voluntad no solo de controlar los recursos naturales sino de explotarlos con aún más determinación, abriendo más frentes para aumentar la capacidad de producción. Si nos fijamos de nuevo en el proyecto de ley de expropiación, además del bondadoso objetivo de “autoabastecimiento”, se trata de la explotación de “hidrocarburos convencionales y no convencionales”. Recordemos, y no es casualidad, que Repsol-YPF, descubrió el año pasado en la región argentina de Vaca Muerta el segundo mayor yacimiento de gas de pizarra (después de China) donde podrían ver la luz unos 2.000 pozos. Este gas requiere ni más ni menos que el mismo tipo de tecnología que hoy se propone utilizar en España y que ya está prohibido en Francia: el fracking o fractura hidraúlica. Como bien sabemos, gracias al trabajo de varias plataformas (Cantabria, Álava, etc.) o de documentales como Gas Land, esta técnica supone graves riesgos de contaminación del agua y del aire, de aumento del efecto invernadero así como de escapes de gas, terremotos locales y utilización masiva de químicos.

El gobierno argentino, siguiendo los pasos de otros gobiernos de América Latina como Brasil, inscribe su acción dentro del llamado extractivismo (de petróleo, gas, materias primas, etc.), particularmente agresivo con el medio ambiente y los pueblos originarios. Esta “izquierda marrón”, como la ha denominado Eduardo Gudynas, construye su estrategia de desarrollo y legitimidad a través de una apropiación brutal de los recursos naturales, su exportación en los mercados globales, con la redistribución in fine de parte de las riquezas mediante un Estado fuerte. Sin embargo, esta visión que, al fin y al cabo se parece bastante a la construcción histórica de nuestros Estados de Bienestar en el Norte, no se sostiene a largo plazo y aún menos de cara a la crisis climática y energética actual. Por experiencia y desde una perspectiva de justicia ambiental, no supone diferencia apreciable quién posea los medios de producción, si al mismo tiempo el proceso de producción en sí —ya sea público, privado o mixto— se fundamenta en suprimir las bases de su propia existencia. Como lo demuestra el pulso entre la izquierda progresista y extractivista en el poder institucional con los movimientos ecologistas, sociales e indígenas que reclaman otro modelo de desarrollo desde abajo y respetuoso de la Pacha Mama, constatamos que soberanía (estatal) y buen vivir (de las comunidades) no son por esencia sinónimos.

Más que nunca, la prosperidad, es decir nuestra capacidad de vivir felices dentro de los límites ecológicos del planeta, está entre la pared española del neocolonialismo neoliberal y la espada argentina del nacional-productivismo. Para salir de este callejón sin salida, tanto Argentina como España tendrán que emprender una transición pronunciada hacia una sociedad post-fosilista, plantear una “revolución energética” (según Greenpeace) o “caminar hacia un nuevo modelo energético sostenible y que no sea perjudicial para nuestro planeta y dejar atrás los conflictos comerciales y guerras por el oro negro, un recurso escaso y muy contaminante” (según Equo). Esta transformación socio-ecológica se basará, entre otras cosas, en dejar el oro negro y otros gases no convencionales en el subsuelo (como lo propone el proyecto Yasuní en Ecuador), reducir drásticamente nuestros consumos y huellas ecológicas, invertir en energías renovables, cambiar los patrones de producción (hacia la agroecología, ecología industrial, etc.), reruralizar y adaptar nuestras ciudades (véase las iniciativas en transición), y relocalizar urgentemente la economía para que sea baja en carbono, resiliente y gestionada democráticamente desde abajo. No es una cuestión de patriotismo: es una cuestión de supervivencia civilizada de la humanidad.

Crédito imagen: hormiga verde.

  1. Muy buen artículo. Concido contigo en el trato indiferente y ni si quiera reflejado por los medios hacia el Medio Ambiente, toda la prensa se centra en la defensa “nacional” de un empresa con financiación y especulación extrajera (en su mayor parte). Creo que empieza a ser necesario un cambio de mentalidad y no solo en el tema energético, si no en un cambio de modelo económico <>. Tanto en las relaciones nacionales como en las regionales y provinciales.

    En cuanto al tema de Repsol-YPF, ayer escribí unas pequeñas reflexiones personales desde ECO Economic Change Opportunity, que me gustaría compartir contigo y con tus lectores.

    Un saludo y a seguir asi!

    http://economichange.wordpress.com/2012/04/17/el-orgullo-patrio/

  2. Muy buen artículo. Estoy de acuerdo contigo en todos los puntos y sobre todo coincido en como se ha ignorado en todos los medios el tema climático. Los debates se han centrado en la defensa “nacional” de Repsol, sin tener en cuenta que es lo que estamos haciendo y hacia donde nos está llevando esta dependencia del “oro negro”. Creo que es muy importante y sobre todo <> empezar a replantearnos no solo nuestra “soberania” energética, si no un cambio de mentalidad en la economía, ya sea a nivel internacional, nacional o regional.

    Hablando de Repsol-YPF, ayer escribía algunas reflecciones en ECO Economic Change Opportunity sobre el tema, que me gustaría compartir contigo y con tus lectores.

    Un saludo y a seguir así!

    http://economichange.wordpress.com/2012/04/17/el-orgullo-patrio/

  3. Nadie quiere que la vaca muerta descanse en paz!!! Muchas gracias por el artículo. Es bien esclarecedor.

  4. La posición de Izquierda Plural ante este asunto no me sorprende dada la falta de imaginación que viene ofreciendo en su discurso en este y otros temas desde el siglo XIX y su querencia casi atavistica al intervencionismo publico así como su apología irreflexiva del uso del poder estatal como panacea para la resolución de todos los males ecológicos pasados, presentes y futuros. Recordar tan solo a estos paladines de la nacionalización los logros en gestión ambiental del estado soviético o, por no irse tan atrás, los mas recientes del estado chino, con el que me imagino seguirán compartiendo ideología. Han logrado ser el país del mundo con mas protestas de corte ambiental y no precisamente por las facilidades que dan las autoridades a su población para realizarlas.

    Más me preocupa la postura de Ecologistas en Acción que, a estas alturas de la historia, debería de reflexionar con más profundidad sobre estas cuestiones. Recomiendo que lean algo posterior a “La Tragedia de los Comunes” de Garrett Hardin ya que 1968 queda ya muy lejos tanto en el tiempo como en el espacio.

  5. Impecable análisis, Florent.Desde la única perspectiva válida, la global, igual da si los comportamientos perversos los ejecuta Argentina o España: Nadie defiende el interés del bien común, que es que no se siga obteniendo energía de la quema de combustibles fósiles.

  6. [...] del blog de mi compañero de EQUO Florent Marcellesi Share this:DiggTwitterMe gusta:Me gustaSé el primero [...]

  7. El articulo de lucha ecologista es bueno pero sin tratar el fondo del asunto de expropiar Repsol ya que la estaatl YPF empresa Argentina respondio desde el año de 1989 a mandatos del FMI a estructurar el mercado de gas y petroleo , durante el periodo 2000 a 2008 decayo la produccion pero se fortalecio la posesicion estrategiaca en tarifas pero sin resultar beneficios al pueblo Argentino , ya que no es el unico caso hay mas competidores foraneos que no han podido mejorar con el volumen de produccion de gas y petroleo las condiciones de distribucion de la segemntacion del mercado y ha resultado dificil para el pueblo palear con los altos costos , por contrato la inversion de Repsol fue del orden de 3125 mdd, y la expropiacion es por incumplimiento en no reducir las tarifas de distribucion , no aumentar el volumen de gas para uso domestico y no consolidar los costos de operacion como lo establecio Energas , empresa creada para regular los intereses de convivir con el modelo de negocios de petroleo y gas en la Argentina ., institucion reguladora , que ha tenido dificultades para palear el interes internacional y el interes local
    .nota : referencia la agencia internacional de energia .y experiencia propia de seguimiento a este caso
    atentamente trabajando para servirles mejor JUAN SILES

  8. [...] Blog de un activista e investigador ecologista: Florent Marcellesi Crédito imagen: hormiga [...]

  9. *
    «A MODO DE PARALELO HACIA PENSANTES QUE PIENSEN» —no mal dirigido “PARA LELO” alguno— PARA GENTE QUE NO EMPANTANE NI UN POQUITO EN LOS ANDURRIALES DEL FALSO MÉRITO DE VESTIRSE DE NACIONALISMOS NI ESTATISMOS QUE NO CONDICEN CON UN ASUNTO QUE LO ES MERAMENTE ECONÓMICO EN EL MUNDO DEL DERECHO PRIVADO
    *
    Señor Florent Marcellesi, y seguidores de su exposición:
    *
    1.- Desde Montevideo escribe alguien que está muy preocupado por la situación no sólo de los dos Pueblos que se ven involucrados, sino de que se le quiera otorgar un plano de estatismo que pueda conducir a otros campos que sólo confirmarán cuánto de enfermos están los sistemas estatales en ambos hemisferios;
    1.a.- La parte española ya sufre sin mucha preparación ni consciencia de que esa bolilla estaba en el enorme globo de la Lotería del Futuro de los Pueblos… para las verdes y hasta con etnicismo toda una Nación como la del Pueblo español que desde aquí llama poderosamente la atención que se halle sorprendido;
    1.b.- Menos —por tratarse de almas, mentes y cuerpos acostumbrados a los saltos de mata— me preocupa la situación que se vive desde la Nación del Pueblo argentino, porque es de lo más sufrido que hay en el Cono Sur de las Américas al que no pocos españoles desde el hemisferio norte denominan alternativamente sudacas a su población genérica y “Coño Sur” al área de su natural enclave.
    *
    2. En tu correctísimo planteo me parece que dejas de lado un aspecto que es de fundamento:
    2.a.- Argentina es un Estado periférico en el concierto latinoamericano (y mundial) y su gente lo tiene muy bien asumido;
    2..b.- España en los hechos denota sorpresa porque el «Spanish way of life» que aparentaba disfrutar en lo europeo (y mundial) en lo más duro por realista era traslúcido castillo en el aire que dejaba pasar una incitante luz que magnificaba el buen pasar de innecesaria por súper abundante acumulación de pisos y coches y viajes que mal podían tener fortaleza cimental en la roca sino en movedizas arenas de lo que dulcemente prefirieron cegarse colectivamente.
    *
    3. Históricamente hay un fuerte lazo entre ambos Pueblos (la gente) y también entre ambos Estados (los políticos que se arrogan una autoridad que no siempre tienen, sea en las declaraciones sea en comprometedoras disposiciones del inconsulto respectivo Pueblo depositario de la efectiva SOBERANÍA de su Estado), como veremos:
    3.a.- España ha sido cabeza de Imperio que ha parido como si de hija impura se tratase a la Argentina; hoy en día ya no lo es, y en el concierto europeo sabe que está más cerca de emparentarse con la situación de la actual Grecia que con la de la Economía alemana o la Corona inglesa.
    3.b.- Argentina ha sido un vástago que se gestó para sólo extraer de él riquezas, tal como si hoy tuviésemos hijos para explotarles sin ton ni son; y hasta el nombre que le pusieron hablaba de minas de plata por lo de Argenta; y a tal punto que cuando se liberó de la Corona salió corriendo al Viejo Continente a buscar algún integrante menor de alguna Casa de aristocrática alcurnia para intentar gestar un modelo a imagen y semejanza del que se había liberado sin tener preparado lo que hoy podemos denominar un “Pan be”; pero al presente sabe que tiene consigo un potencial hombre / superficie y una riqueza primaria tan pero tan fuerte que como sea saldrá adelante.
    *
    4.- Otro asunto es quién o quiénes son los salvadores de esas partes en conflicto, si lo son de Derecho público interestatal o lo son de Derecho privado interestatal, y si la Jurisdicción que salvará los ñudos que hoy aparecen como indesligables sea por vía de Mediación, Arbitraje, Jurisdicción internacional;
    4.a.- Desde el vamos la parte española —QUE EN REALIDAD ES LA PARTE DE UNA HOY EMPRESA MULTINACIONAL “REPSOL” QUE PARA TORCER EL FIELD DE LA BALANZA SE LA PRESENTA COMO “ESPAÑOLA” ya ha puesto precio a su aspiración… lo que aparece como poco principista en las primeras de cambio;
    4.b.- Argentina, en cambio, si bien en las interna de sus gobernantes y de cara a sus habitantes se usa como un factor de unión tal como el blasón del “Loco Galtieri” haciendo una Guerra al Imperio Británico a inicios de los ochenta del siglo pasado, en la externa sabe que es una asunto que no da para tanto y que tiene una solución a la que ab initio la parte española ha tasado… y eso… de mezclar nacionalismo español con un precio de diez mil millones de divisa ¡ES TREMENDO!, por ética y moral descalificante si de principismos se considera.
    *
    5.- En lo que a disponibilidad de efectivo de caja refiere:
    5.a.- Si en realidad no es un tema ni de Naciones por Pueblos español y argentino, sino “por un puñado de pelas” (parafraseando el viejo título del cine estadounidense) Argentina ha contado en los últimos años con otros Estados que le han dado vida sacándole de sus apuretes con inyecciones de capital imprescindibles para no caer en “default”, como lo ha sido la República Bolivariana de Venezuela;
    5.b.- España, por su parte, parece no contar con ningún mecenas del S.XXI que le asegure que sus castañas no se achicharrarán.
    *
    6. A modo de lógico corolario:
    6.a.- Argentina tiene en todo el affaire «Repsol / Capítulo YPF» mucho más a ganar que a perder; y se tiene el lomo tan apaleado que no cambia mucho al argentino del común que una cosa u otra acontezca; pero sí en una soga útil para ocultar otros problemas que padece la argentinidad SÓLO GRACIAS A LA PRESUNTA RELEVANCIA QUE DESDE ESPAÑA SE HA ASIGNADO AL TEMA;
    6.b.- lo que vienen haciendo los españoles es aparecer como que el Pueblo español está interesado en defender CON TODO el interés de UNA MULTINACIONAL QUE YA NO MERECE TENERSE POR ESPAÑOLA, cuando LA SALE A DEFENDER con más capa que espada HASTA EL PRESIDENTE DE MÉXICO EN UNA ALÍCUOTA DE 10% en defensa de su otra aparente mexicana que es LA OTRA MULTINACIONAL PEMEX; qué podría llegar a responder un español del común de la nacionalidad toda al que alguno intente asignársele la defensa al presente de la empresa VOLVO… no otra cosa que no cuenta con nacionalidad sueca… tanto como la REPSOL ya ha dejado de serlo española para circular por el Mundo sin necesidad de pasaporte alguno. LO QUE LLEVA A PERDER ESPAÑA es que si muchos como los de YPF les sacan la muleta su eventual caída será más violenta
    *
    A modo de cierre: Este montevideano no minimiza lo que viene ocurriendo; si le recuerda a ambas partes que los Tratados de Derecho público inter estatales son una cosa y los Contratos de Derecho privado inter nacionales son muy otra. Y que el Mundo con casi doscientos cincuenta Estados y la Humanidad con más de siete mil millones de seres se está aburriendo de aparentes problemas que son cosa menor cuando un sexto de la población mundial pasa hambruna y muere de no contar con adecuada ingesta ni agua ni techo ni salud pública… Y LAS MULTINACIONALES que han hecho más de cien agostos respecto al ciento de anteriores julios TIENEN LA PETULANCIA DE HACER PASAR POR FUNDAMENTAL ALGO QUE AVERGÜENZA A LA NATURALEZA HUMANA.
    *
    Carlos, desde Montevideo / cbarros@adinet.com.uy / 0598.2410.2161
    *

  10. Es una publicación que merece mi mayor respeto. Clara y contundente. Estos gobiernos de caracter corrupto sólo buscan un mayor beneficio para sí y poco les importa el bienestar de sus pueblos y el cuidado de la naturaleza. Con éstas políticas extractivas estamos condenados a desaparecer. Al Gas land tenemos también que agregar la Geotermia, cuya explotación además de contaminar, aniquila las reservas de los glaciares. Pero siempre queda una esperanza, que nuestros hijos y nietos corrijan e impidan este atropello. Otra Argentina es posible. La difusión de las verdades expuestas en el artículo contribuirán a que los pueblos sepan la verdad. Un viejo dicho lo dice: ” la verdad como el arado, hiere pero fecunda ” Que Dios nos proteja, pero ayudemoslo”

  11. A Vaca Muerta, explotación sin cabeza puesta!

  12. [...] del blog de mi compañero de EQUO Florent [...]

  13. Bueno, de entrada algo va haciendo el gobierno argentino y sino decidme otro que haga mas en ese sentido, No conozco ninguno que haga lo que propones.

    http://mendozaopina.com/politica/101-1/19528-cristina-inauguro-planta-fotovoltaica-en-san-juan

  14. Hola, me parece interesante tu articulo, aunque tu postura denota una clara falta de claridad política, relacionada con el tema mas importante a tratar: Defendes que las transnacionales privadas exploten los recursos latioamericanos?. Te molesta que le quiten a España, que se muestra al mundo con sus transnacionales no con otra cosa, esta compañia?.

    Seguramente las respuesta son no, estoy seguro que no te alias a los intereses de las entidades privadas, ni extranjeras ni nacionales. Estoy seguro que dejas de lado la postura eurocentrista, y te pones en nuestros zapatos.

    Estoy de acuerdo que el mundo se acava gracias a una política extravista….

    Desde un rincon latinoamericano, un latinoamericano.

    Saludos.

  15. El gobierno Argentino ha expropiado por un problema económico muy grave para la nación Argentina. Si no fuera por este problema no creo que hubiese expropiado. ¿Qué ocurre? Qué de país autoabastecido de petroleo hará unos años pasó a ser importador de petroleo por cerca de diez mil millones de dolares anuales en el 2011, en el 2012, y probablemente catorce mil millones el año venidero. ¿Qué ocurre? Que la compania española pero tambien de capital de un amigo de este mismo gobierno llamado Eskenazi se ha dedicado a vaciar IPF, a agotar los pozos ya existentes en el pasado y que ya no rinden, y NO HA EXPLORADO NADA DENTRO DEL TERRITORIO, Y HA RETIRADO COMO DIEZ MIL MILLONES DE DOLARES EN CONCEPTO DE GANANCIAS EN VEZ DE INVERTIR EN NUEVOS POZOS!!!! Por este camino el país se vuelve economicamente INVIABLE. Se van los dolares, y no se invierten como se comprometieron en el momento de ganar la concesion.

  16. Un resum:

    Tus notas sobre la expropiación de YPF son muy interesantes.

    Una descripción centrada en dos puntos:

    1) Recuperar la gestión de los recursos naturales que este en manos de multinacionales.
    Mientras A.L. no recupere la gestión de sus recursos naturales, los temas medioambientales serán minoritarios, tanto en el ámbito estatal como fuera de este. Y no digo que sean inexistentes, ya que, por ejemplo, los ámbitos universitarios, en algunos partidos políticos, y organizaciones, etc., si se analizan y se estudian, pero son temas “periféricos”, es decir, existen pero no son discutidos colectivamente.

    2) La cotidianeidad y el acceso a necesidades básicas
    Mientras una de las características de A.L como sociedad, sea que todavía existen muchos sectores de la población, donde a diario se tiene que salir a buscar “qué comer” se hace difícil que te “fijes” en estos temas. Pero, incluso en este escenario, existe una gran cultura en el momento de “rehusar, reutilizar”.
    No hablo del PIB de Brasil o Chile, hablo de las poblaciones pobres –y pobreza extrema-. Y aunque este punto se relacionado con el anterior no es igual, y se puede mencionar aparte.

    Finalmente, creo que tenemos una oportunidad única para discutir los temas ambientales en A.L, (donde Europa puede ser uno de los puntos de apoyo).

    Saludos,

  17. [...] siguiendo los pasos nacional-productivistas de otros gobiernos de América Latina como Brasil, inscribe su acción dentro del llamado extractivismo (de petróleo, gas, materias primas, etc), particularmente agresivo con el medio ambiente y los [...]

  18. [...] Entre la pared argentina y la espada española: notas sobre la expropiación de YPF [...]

  19. [...] siguiendo los pasos nacional-productivistas de otros gobiernos de América Latina como Brasil, inscribe su acción dentro del llamado extractivismo (de petróleo, gas, materias primas, etc), particularmente agresivo con el medio ambiente y los [...]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

%d a los bloggers les gusta: